Está a punto de cumplirse el primer aniversario de su divorcio

Masmóvil y República Móvil, bajo la lupa de Competencia

Los dos operadores han sido expedientados por el órgano regulador a causa del «incumplimiento de la normativa en materia de portabilidad móvil».

Algo no está claro. Competencia investiga a Masmóvil y República Móvil por varios incumplimientos de la normativa en materia de portabilidad móvil cuando hace un año la compañía que paga a sus clientes abandonó la plataforma del cuarto operador.

Independizarse no es algo que resulte sencillo. Y no nos estamos refiriendo a los anhelos de algunos catalanes, sino al proceso en el que se embarcan de vez  en cuando algunos operadores para cambiar de proveedor de red. Eso fue precisamente lo que hizo República Móvil, que se marchó de Masmóvil para depender directamente de Orange.

En aquel momento la mudanza de República Móvil fue dificultosa y, a pesar de que ya ha transcurrido casi un año desde entonces, el asunto todavía no está del todo cerrado.

Al menos por parte de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que ha decidido abrir sendos expedientes sancionadores a República Móvil y a Masmóvil por el incumplimiento de la normativa en materia de portabilidad.

El expediente de Competencia todavía puede tardar un año en resolverse

La principal causa para abrir estos procesos sancionadores se encuentra en el «presunto incumplimiento por parte de estas dos empresas de algunos de los requisitos establecidos por la normativa sectorial de telecomunicaciones durante la tramitación de determinadas solicitudes de portabilidad en calidad de operador donante (Masmóvil) y receptor (República Móvil)».

La resolución del expediente todavía puede tardar un año

Desde Competencia aclaran que este fallo «no prejuzga el resultado final de la investigación» y se establece un máximo de 12 meses para resolver este expediente.

Pero, ¿cuáles son esos presuntos incumplimientos por parte de ambos operadores?

Por qué República Móvil dependía de Masmóvil

Antes de llegar a las denuncias, conozcamos los antecedentes de estas dos compañías. Hace ahora unos cuatro años, en octubre de 2013, República Móvil se presentó en sociedad. La marca estaba formada por un grupo de emprendedores españoles encabezados por Carlos Vecino, exdirector de marketing de clientes particulares de Vodafone.

Masmóvil

Masmóvil ha pisado a fondo el acelerador en los últimos dos años y ha crecido a gran velocidad, pero a mediados de 2016 todavía tenía que cerrar importantes operaciones y el desplante de República Móvil podía comprometer su futuro.

Para comenzar a prestar sus servicios República Móvil alcanzó un acuerdo con Xtra Telecom, una plataforma que por aquel entonces pertenecía al grupo Phone House y que prestaba servicio a numerosos pequeños operadores locales de cable, otras marcas como la desaparecida Airis Mobile y también a su propia enseña, Happy Móvil.

Unos meses más tarde, en el verano de 2014, Ibercom, que ya se había fusionado con Masmóvil, compró esta empresa. Y así fue como la incipiente cartera de clientes de República Móvil dependía del grupo amarillo.

Por qué el divorcio entre República Móvil y Masmóvil está resultando tan traumático

La relación entre República Móvil y Masmóvil parecía ir bien hasta que en el verano de 2016 los primeros decidieron que había llegado el momento dide dejar de formar parte de su rival para pasar a depender directamente de la red de Orange (la plataforma de los amarillos también alquila la cobertura de este OMR).

La huida de República Móvil llegaba en un momento delicado para Masmóvil porque en aquellos momentos estaba ultimando las dos operaciones más importantes de su historia: la compra de Pepephone y otra de aún mayor envergadura: la de Yoigo.

El conglomerado capitaneado por Meinrad Spenger necesitaba más que nunca dar una imagen de fortaleza ante los bancos y sus inversores. Y para ello se computaba todas las líneas que operaban bajo su plataforma, cerca de 500.000, aunque una tercera parte en realidad no fueran propiamente suyas. En torno a 65.000 correspondía a República Móvil y, aproximadamente, la misma cantidad a Cable Móvil, que también se estaba planteando hacer las maletas.

Masmóvil y República Móvil

Masmóvil intentó convencer a República Móvil de que siguiera a su lado. Pero no lo consiguió y la relación se acabó rompiendo, como le sucedió a Rachel y Ross en Friends.

A Masmóvil no le convenía perder a su mejor cliente y por eso le hizo una interesante contraoferta a República Móvil para que siguiera bajo su techo. Pero finalmente la empresa de Carlos Vecino siguió adelante con sus planes y decidió independizarse.

Una vez pedido formalmente el divorcio, se acabó la cordialidad. Y Masmóvil no le puso nada fácil a República Móvil lo de recoger sus cosas y marcharse de su casa.

República Móvil y Masmóvil se denunciaron recíprocamente ante la CNMC

Según la resolución de los conflictos interpuestos recíprocamente entre Masmóvil y República Móvil ante Competencia, el primero en tirar la piedra fue el grupo amarillo.

Pocas semanas después de que su todavía inquilino comunicara que se marchaba, el 7 de octubre de 2016, Más Móvil Telecom 3.0 (Masmóvil) acudió a la CNMC para presentar un conflicto de portabilidad contra República de Comunicaciones Móviles, S.L. (República Móvil) alegando a que estaba «tramitando portabilidades individuales de forma masiva de numeración móvil perteneciente a clientes de Masmóvil sin recabar previamente su consentimiento, vulnerando así lo dispuesto en las especificaciones técnicas de portabilidad móvil».

matrimonio Yoigo y Movistar

Algunos divorcios se resuelven de forma amistosa, pero la mayoría acaban siendo traumáticos.

Según consta en el mismo documento, Masmóvil solicitó a Competencia la «adopción de las medidas provisionales necesarias que garantizase que República Móvil no pudiera llevar a cabo solicitudes de portabilidad sin mediar el consentimiento del abonado, permitiéndole rechazar las portabilidades que no fueran acompañadas de la acreditación del consentimiento del cliente por los medios habilitados por la legislación vigente».

Masmóvil retrasó la portabilidad durante 24 horas de unos 1.000 números de República Móvil

Un par de meses después, el 2 diciembre de 2016, República Móvil interpuso ante el mismo organismo (CNMC) un conflicto de portabilidad contra Masmóvil debido a la conducta presuntamente infractora cometida por este operador «tras denegar indebidamente 1.078 solicitudes de portabilidad el 30 de noviembre de 2016 alegando una causa de fuerza mayor sin justificar los motivos».

Movilonia.com ha contactado con ambos operadores sin que, por el momento, ninguno haya hecho declaraciones a este respecto. No obstante, según ha podido conocer este portal, la denegación de las 1.078 portabilidades de finales de noviembre, que coincidió con el último día de migración de las líneas de República Móvil, se debió a un proceso de actualización técnica de los sistemas de Masmóvil, lo que se tradujo en un retraso de 24 horas.

¿Podía República Móvil portar las líneas que había captado bajo la plataforma de Masmóvil?

Por tanto, el principal punto de controversia entre Masmóvil y República Móvil es si este último tenía o no derecho a portar a su nueva plataforma de OMV (alojada en Orange) a todos los clientes que había captado los años anteriores como comercializador de los servicios del primero.

Competencia señala, no obstante, que «con independencia de lo pactado a nivel mayorista, los usuarios tienen el derecho a elegir libremente a su prestador de servicios y, por tanto, a portar sus líneas a favor de República Móvil».

tarjetas SIM de República Móvil

Los clientes de República Móvil que decidieron cambiar a la nueva plataforma con 4G tuvieron que reemplazar su tarjeta SIM.

Finalmente, República Móvil consiguió portar satisfactoriamente a las dos terceras partes de la cartera de clientes que tenía en la plataforma de Masmóvil.

Es decir, que la migración le supuso la pérdida de unas 22.000 líneas, que se quedaron en manos del operador móvil o bien se marcharon a otros operadores.

República Móvil y Masmóvil enviaron mensajes contradictorios a los clientes

Durante el tiempo en el que se estaba llevando a cabo el cambio de plataforma de República Móvil los usuarios recibieron mensajes contradictorios.

Por un lado, República Móvil comunicó a sus clientes: «Para poder seguir disfrutando del servicio con República Móvil es necesario que cambies de SIM para migrar a la nueva plataforma, ya que nuestro servicio en la plataforma actual (con el servicio prestado por Masmóvil) dejará de estar disponible el 30 de noviembre. Con el cambio de SIM portaremos tu línea de la plataforma actual de Masmóvil al nuevo operador constituido República Móvil con 4G».

Masmóvil remitió mensajes a los clientes de República Móvil

Sin embargo, por parte de Masmóvil, los usuarios que todavía no habían cambiado de compañía, también recibieron SMS, correos electrónicos y desde su propia página web el siguiente mensaje: «El servicio de Masmóvil no dejará de funcionar el 30 de noviembre y se continuaría prestando a través de la tarjeta SIM que tienes insertada en tu móvil».

Competencia considera que los clientes de República Móvil se portaron voluntariamente

Los aproximadamente 45.000 clientes que cambiaron de la plataforma de República Móvil que estaba en Masmóvil a la nueva que montaron bajo la red 4G de Orange, lo hicieron «voluntariamente tras disponer de suficiente información o de medios para informarse», según concluye la resolución de Competencia.

El órgano regulador añade que, «además, si los clientes no hubieran estado de acuerdo con el cambio de operador móvil realizado, podrían haber desistido del contrato y haber tramitado a través de este operador retroportabilidades o presentar reclamaciones o quejas. Sin embargo, existiendo un elevado volumen de clientes portados hacia República Móvil, Masmóvil no ha aportado justificación acreditativa al respecto».

portabilidad

La CNMC considera que los usuarios de República Móvil que cambiaron a la nueva plataforma cruzaron esta puerta libremente.

Competencia apunta que, por tanto, «no dispone de indicios que permitan imputar a República Móvil un posible incumplimiento de las características y condiciones establecidas para la conservación de la numeración».

Por esta razón, «desestima la solicitud de conflicto interpuesta por Masmóvil contra República Móvil, de que se impidiese la portabilidad masiva de sus clientes hacia República Móvil o se facilitasen las retroportabilidades hacia Masmóvil, por no mediar el previo consentimiento informado de los clientes».

Posibles sanciones económicas tanto para República Móvil como para Masmóvil

Pero no todo son buenas noticias para República Móvil, ya que Competencia también concluye que «dispone de suficientes elementos de juicio sobre el posible incumplimiento por parte de este operador en relación a las solicitudes de portabilidad realizadas a distancia utilizando la vía telefónica«.

Un poco más adelante, la resolución señala que «las solicitudes examinadas parecen no contener todos los requisitos que exige la precitada regulación aplicable y esta Sala podrá acordar la incoación de un procedimiento sancionador contra República Móvil, ya que este operadora podría haber incurrido en la comisión de una conducta tipificada en el artículo 76.12 de la Ley General de Telecomunicaciones (LGTel)».

sanción

Competencia les ha mostrado la tarjeta amarilla tanto a República Móvil como a Masmóvil.

Y para la parte contraria, la misma Sala señala que «podrá acordar la incoación de un procedimiento sancionador contra Masmóvil, ya que existen indicios de que este operador podría haber incurrido en una conducta tipificada en el artículo 76.12 de la LGTel, por el posible incumplimiento de la resolución de 7 de julio de 2011, por la que se aprobaron las especificaciones técnicas».

Por tanto, el expediente podría concluir con una multa para uno de los dos operadores, para ninguno o para ambos. Todavía habrá que esperar algún tiempo para conocer cómo acaba esta historia de desencuentros entre dos compañías que en su momento fueron partners.

Temas relacionados seleccionados por la redacción:

Las nuevas tarifas de República Móvil contra sus rivales

FreedomPop se topa con Competencia

Competencia, el ojo que todo lo ve

Descuentos en líneas móviles adicionales: la última baza para captar clientes

Simyo se llena de GB con los Bonos Especiales

Categorías Masmóvil, Noticias
Etiquetas: República Móvil

Sobre el autor

Comentarios

    Escribir un comentario