Se pone en duda la efectividad de los lectores de huellas de los móviles

Medida de (poca) seguridad

Cada vez más dispositivos cuentan con esta tecnología, que busca proteger el terminal en caso de robo.

Los hackers demuestran, una vez más, las debilidades de los sistemas de seguridad biométricos.

El estudio demuestra un mayor nivel de inseguridad en los terminales Android que en los fabricados por Apple.

11/08/2015.- El teléfono móvil se ha convertido en el epicentro de nuestro día a día, de eso no hay duda. Ello, como bien sabemos, implica una serie de riesgos en caso de que caiga en manos equivocadas. No tanto por el terminal en sí mismo (que también, sobre todo si es de gama alta), sino por el contenido personal que alberga en su interior.

Una información codiciada por los delincuentes, que pueden utilizar de diversas formas para sus intereses y en perjuicio de los propietarios de los terminales.

Por ello, los fabricantes se afanan en incluir en sus dispositivos medidas de seguridad que hagan más difícil a los criminales acceder a dichos datos. Una de las tecnologías que más se está extendiendo, principalmente entre los terminales estrella de los catálogos de las compañías, son los sensores dactilares.

Eso supone, cómo no, que los hackers pongan sus ojos en ellos, y como se ha demostrado en el pasado, las vulnerabilidades del sistema son varias. Algo que ha vuelto a poner de manifiesto un informe elaborado por la firma de seguridad FireEye.

El documento alerta de que la información generada tras escanear una huella queda guardada en un archivo de imagen que no está encriptado, lo que hace que su lectura sea sencilla. Acceder a dicho archivo no sería ningún problema para alguien con los conocimientos necesarios, incluso de forma remota.

«La fuga de huellas dactilares es irreparable. Sería un desastre si los atacantes pueden almacenar de forma remota las huellas dactilares a gran escala», aseguran los responsables del estudio, que ha analizado modelos de smartphone como el Samsung Galaxy S5 o el HTC One Max.

Los terminales de Apple, por su parte, son más seguros, según los expertos, ya que encriptan los datos de las huellas digitales.

La seguridad móvil del futuro pasa por la biométrica

Se espera que en 2019 la mita de los teléfonos móviles que lleguen al mercado contarán con sensores de huellas para su desbloqueo. Es la forma más básica de la tecnología biométrica, llamada a ser la primera defensa contra los ataques de los cibercriminales.

Desde el escáner de ojos para realizar gestiones bancarias, hasta la posibilidad para utilizar distintas partes del cuerpo (oreja, falanges, puño, palma de la mano, etc.) para desbloquear la pantalla, las alternativas que brinda la simbiosis cuerpo-teléfono son amplias.

Pero como demuestran los expertos en relación a los sensores dactilares, queda mucho camino por recorrer y, seguramente, nunca podamos disponer de móviles 100% seguros. Al menos no a precios razonables.

Fuente: ABC

Temas relacionados seleccionados por la redacción:

Los sensores dactilares, en el punto de mira de los hackers

Miradas que pagan

Desbloquear el móvil ¿con la oreja?

Ese viejo smartphone puede ser un ‘caramelo’ para los hackers

El establecimiento de llamada, ese gran desconocido

Google sigue intentando plantar cara a WhatsApp

Sobre el autor

Redacción Movilonia.com

Portal de contenidos y servicios de telefonía móvil desde 2004. Movilonia.com fue el primer site especializado en ofrecer tarifas móvil de marca blanca y ofrece a diario la mejor información y actualidad sobre el sector telco.

Escribir un comentario

Tu correo electronico no será publicado.
Los campos requeridos están marcados*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.