Hay solución en caso de que nuestro móvil se dé un 'chapuzón'

Splash: Smartphones al agua

Agua y dispositivos electrónicos no suelen hacer buenas migas.

El agua, el principal enemigo de cualquier móvil.

El agua, un enemigo de la mayor parte de los dispositivos electrónicos.

Aunque poco a poco se vaya convirtiendo en una extensión de nuestro brazo, a nuestros móviles les sigue sin convencer la idea de la mítica frase pronunciada por Bruce Lee: “Be water my friend”. Por mucho que avance la tecnología para hacernos la vida diaria más fácil, nuestros habituales acompañantes siguen lejos de reconciliarse con el agua.

A todos nos puede pasar. El vaso de agua que se cae o un chapuzón imprevisto en los días de verano en la playa o piscina… Son muchas las situaciones en las que nuestro móvil corre el riesgo de acabar más mojado de lo que debería (que en líneas generales es 0), pero como casi todo en esta vida, hay solución para este problema.

Los consejos para reanimar nuestro terminal son numerosos y, según a quién le preguntes, dirán que unos son más eficaces que otros. Aún así, en líneas generales hay un procedimiento básico a seguir:

  • ¡No tocar! Lo primero que hay que hacer es apagarlo, y si por el contrario se apagó sólo, bajo ningún concepto debemos volver a encenderlo, ya que provocaría un cortocircuito.
  • Desnudarlo totalmente. Acto seguido hay que quitar la batería, tarjeta SIM y protectores como carcasas o protectores de pantalla. Hecho esto, y con mucho cuidado, es aconsejable secar el interior con una servilleta o papel de cocina (cuanto más absorbente sea el material, mejor).
  • Como un barco. No es el Titanic, pero hay que achicar agua como sea. Las opciones para realizar esto son múltiples. La más conocida es la de introducirlo en arroz crudo, un método que tiene su base científica. El arroz tiene partículas higroscópicas que permiten absorber la humedad que queda dentro del dispositivo. Sin salir de la cocina otra opción es el cuscús, producto del cual se comenta que absorbería mejor la humedad. Otro de los remedios es usar unos paquetitos de gel de sílice que normalmente vienen en bolsos, cajas de zapatos…
  • No seas impaciente. Déjalo reposar con alguno de los elementos mencionados en el anterior punto; como si tuviera que guardar 24 ó 36 horas de digestión. Si hay suerte el smartphone sobrevivirá y se habrá llevado un lavado gratis.

Más vale prevenir que curar

Ante este problema (y como añadido atractivo) algunas compañías decidieron crear móviles capaces de resistir el agua como es el caso del Sony Xperia Z2 o el Samsung Galaxy S5, eso sí, cada uno con sus límites y especificaciones.

Por otro lado, existen fundas para el móvil para poder sumergir nuestro dispositivo en el agua sin ningún peligro.

Xiaomi, la que más «satisfechos» deja a sus clientes

Adamo entra en el mercado móvil

Etiquetas: smartphones

Sobre el autor

Álvaro Ballesteros

Dedico mis palabras en escribir artículos sobre tecnología y telecomunicaciones. Fiel seguidor de la combinación entre el café y el modo avión.

Comentarios

    Escribir un comentario

    Tu correo electronico no será publicado.
    Los campos requeridos están marcados*

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.