¡Larga vida a los smartphones!

La Unión Europea quiere que los fabricantes de móviles eliminen la obsolescencia programada de estos dispositivos.