Un paso adelante para reducir los robos de móviles

La idea es que todos los teléfonos que se venden vengan ya con un programa para bloquear e inutilizar el dispositivo a distancia.