Los operadores se aprietan el cinturón

El gasto se situó el año pasado en 460 millones mientras que hace una década era de casi 1.300 millones.