¿Ha muerto la cabina telefónica? No, ahora es una obra de arte

Algunas iniciativas han tratado de revitalizar su decreciente popularidad.