Lebara, el último OMV que ha sido engullido por el holding amarillo

Cuánto ha gastado Masmóvil comprando otros operadores

Desde su fusión en 2014 con Ibercom, el grupo ha adquirido siete compañías que han dado lugar al cuarto operador.

ofertas de telefonía

La mochila de Masmóvil ya suma ocho compañías tras la adquisición de Lebara.

ace algo más de diez años el sector OMV asistió a la aparición de Masmóvil. Era el boom de un nuevo segmento de pequeños competidores que llegó a alcanzar los 725 millones de ingresos anuales en su momento más álgido. Pero ese tiempo ha pasado y, ni ahora los virtuales atraviesan su mejor momento, ni Masmóvil es esa insignificante compañía que luchaba por hacerse un hueco en el mercado.

En los últimos años su historia ha cambiado de forma drástica y ahora la compañía encabezada por Meinrad Spenger se ha convertido en el cuarto operador del mercado. Pero, ¿cómo ha llegado hasta este punto? Ni más ni menos que a golpe de talonario.

Desde que en marzo de 2014 llevara a cabo su fusión con Ibercom -dando lugar a la sociedad Masmóvil Ibercom-, el operador ha hecho un desembolso de casi 1.000 millones de euros para adquirir diversos competidores y convertirse en el conglomerado que conocemos hoy.

Masmóvil-Ibercom: La fusión para empezar a construir un gigante

Pero vayamos paso a paso. Antes de su fusión, tanto Ibercom como Masmóvil competían en el mercado OMV: el primero estaba orientado al sector empresarial, mientras que el segundo, principalmente, se dirigía al mercado residencial.

El 19 de marzo de 2014 decidieron unir sus fuerzas dando lugar a Masmóvil Ibercom. Pocos lo veían venir entonces, pero era la semilla que terminaría germinando para competir (a gran distancia aún) con las tres grandes compañías del mercado: Movistar, Orange y Vodafone.

No obstante, para llegar a tal propósito era necesaria una estrategia y la elegida fue la de sacar el bolígrafo y la chequera y empezar a adquirir otras empresas y operadores.

Si el mercado móvil español fuera un huerto, las múltiples compras llevadas a cabo por el grupo Masmóvil lo han convertido en un pequeño limonero (por sus frutos amarillos) que compite contra unos frondosos manzanos (Vodafone), naranjos (Orange) y un enorme arbusto de arándanos (Movistar).

Estas son todas las compañías que ha ido sumando en los últimos años:

  • Xtra Telecom. Fue la primera de las empresas absorbidas. Apenas cuatro meses después de convertirse en Masmóvil Ibercom, la nueva compañía puso sus ojos en la compañía de The Phone House Holdings y la adquirió por 23 millones de euros. Con este movimiento, el operador amarillo se hizo con otro OMV decano del sector: Happy Móvil, la división para empresas y el negocio de proveedor para otros pequeños OMV.
  • UppMobile. Masmóvil necesitaba seguir completando su elenco de servicios y el siguiente paso fue el de entrar en el terreno de la telefonía digital en la nube o VoIP. El operador volvió a sacar el talonario y compró la app UppTalk y UppMobile en diciembre de ese mismo año. Ambas compañías estaban especializadas para que los dispositivos con conexión a Internet pudieran disponer de telefonía digital VoIP, por lo que este paso le llevaba a competir en este plano con Tuenti. El precio de esta operación no se conoció en su momento y, aunque Movilonia.com se ha puesto en contacto con el grupo Masmóvil para conocer cuánto pagó por el antiguo Yuilop, la compañía nunca ha querido desvelar la cifra.

El grupo Masmóvil entierra a UppMobile

  • Embou y Ebesis. El proceso de consolidación continuó con la compra del operador aragonés Embou. Con esta adquisición, por la que Masmóvil realizó un pago inicial de 1,95 millones de euros (3,3 millones en función de cumplirse ciertos objetivos) y 195.000 acciones del grupo, la compañía se aseguró la presencia en el 95% territorio de Aragón, ya que Embou contaba con una infraestructura propia con la que ofrecer servicios de banda ancha y telefonía en esta comunidad.
  • Neo. Para competir en un mercado tan competitivo, no solo vale con engullir operadores y sus respectivas carteras clientes, e infraestructuras, también es necesario ir formando una red capaz de soportarlo. De este modo, Masmóvil llevó a cabo la adquisición de Neo para tener acceso exclusivo a una red 4G de alta velocidad. Pagó 27 millones de euros.
  • Pepephone. Fue el primer gran golpe sobre la mesa de Masmóvil. El grupo amarillo ya había puesto sus ojos sobre el operador de lunares rojos en varias ocasiones, pero no fue hasta abril de 2016 cuando pudo comunicar su adquisición por 158 millones de euros. El movimiento le sirvió al operador para duplicar de facto su cartera de clientes móviles y añadir el resto de servicios que en los que Pepephone ya estaba presente (Pepeenergy) o planea estarlo (Pepepay, por ejemplo). Sin embargo, la compra Pepephone no era más que la antesala de lo que se avecinaba…
  • Yoigo. Con el sector telco asimilando todavía la compra de Pepephone, el operador amarillo dio el paso definitivo para consolidar su crecimiento. Masmóvil compró Yoigo por 612 millones de euros convirtiéndose en el cuarto operador del mercado. En la hemeroteca quedaron entonces las declaraciones de Eduardo Taulet, exconsejero delegado de Yoigo, cuando se refirió a Masmóvil como una “burbujilla”. Pues bien, la burbujilla no solo no explotó, sino que terminó por engullir a una de las compañías más relevantes del sector, con más de cuatro millones de clientes en aquel momento.
  • Llamaya. El operador étnico era la última pata que le faltaba a la mesa del conglomerado de la compañía para completar su oferta orientada al público extranjero (solo estaba presente con Happy Móvil, que había perdido fuelle en este segmento en los últimos años). La compra se cerró en los 29,7 millones de euros a principios de 2017, aunque en función de que se cumplan una serie de condiciones, la cifra se podría incrementar hasta los 41,7 millones.
  • Lebara. Más de un año después de la adquisición de Llamaya, Masmóvil vuelve a sacar la chequera para reforzar su presencia en el mercado étnico. Con el viraje de esta última para captar al público nacional, la compañía necesitaba reforzar su presencia en este segmento. Así, a cambio de 55 millones de euros, el conglomerado amarillo se ha hecho con Lebara, lo que le permite incrementar su base de clientes en más de 400.000 clientes de un solo golpe.
  • Mención aparte reciben You Mobile y República Móvil. En diciembre de 2015 Masmóvil puso sus ojos en el primero, un operador étnico especializado en el público chino adquiriendo el 50,01% de la empresa, pero meses más tarde la compañía comandada por Meinrad Spenger reculó y terminó cancelando su compra sin que trascendieran las razones de esta espantada. Y en noviembre de 2018 el cuarto operador estaba a punto de cerrar la operación de compra de República Móvil (que hasta 2016 dependió de su plataforma tecnológica). Sin embargo, Orange, como proveedor actual de red de este OMV, ejerció su derecho de tanteo y se quedó con sus 130.000 líneas. La cifra que pagó el OMR naranja no se ha hecho pública.

Las compras de Masmóvil: no solo operadores móviles

Durante estos años el crecimiento de Masmóvil no atiende únicamente a la adquisición de diferentes operadores y empresas del sector telco. Porque, en cierta medida, la compañía también ha necesitado llevar a cabo otro tipo de compras para respaldar todas sus adquisiciones.

Es el caso de la compra de activos sobrantes tras la compra de Jazztel por parte de Orange. El operador encontró aquí otra nueva oportunidad para dar un impulso a su crecimiento y poder competir en el terreno de las tarifas convergentes.

No se lo pensó dos veces a la hora de adquirir las redes que Jazztel se vio obligada a vender como condición regulatoria para completar su integración en el operador francés. Allí apareció Masmóvil para poner dinero sobre la mesa y así empezar a disponer de cobertura propia de ADSL y algo de fibra óptica.

Pero esta no ha sido la única inversión de Masmóvil en redes. En junio de 2018 la compañía acaba de adquirir Neutra Network Services, SLU por 15,5 millones de euros, lo que le permite tener 40MHz en la banda de 3,4 a 3,6GHz, destinada a desarrollar las redes de quinta generación (5G).

Masmóvil compra Neutra

Masmóvil ya tenía derecho a usar 40MHz de esta banda, pero con la compra de Neutra Network Services pasan a ser de su propiedad.

Se trata de un desembolso muy ajustado si se tiene en cuenta que el precio de partida de ese mismo bloque en la subasta convocada por el Gobierno parte de los 20 millones de euros o que Orange compró hace un par de años esta misma cantidad, 40MHz, también por 20 millones de euros.

Entre tanto, el conglomerado formado en estos últimos años sigue exprimiendo sus posibilidades. Todas sus marcas están abonadas mes tras mes en el lado de las portabilidades móviles positivas, y todo parece indicar aún queda jugo por exprimir el limonero de Masmóvil. 

El grupo Masmóvil se pone serio y rediseña su imagen

El grupo Masmóvil ya puede con todos: también usa fibra de Vodafone

En busca del voto perdido: Los partidos políticos pretenden hacer spam móvil

comparativa de tarifas de solo fibra de Pepephone y Digi

Comparativa entre las tarifas de solo fibra óptica de Pepephone y Digi

Sobre el autor

Comentarios

    Escribir un comentario