'El Pelos', de simyo

El personaje de El Pelos, de Simyo se inspiró en una persona real. Se llama Aitor Legardón y protagonizó uno de los spots de esta marca.

El nacimiento de El Pelos, el personaje que empleó Simyo hace unos años, es diferente al del resto, ya que no parte de la imaginación de un creativo, sino que estaba inspirado en una persona de carne y hueso.

Eduardo Campiña, community manager de esta marca, explicaba que «este simpático personaje nació como protagonista de un anuncio en nuestra campaña de televisión de mayo de 2009. El anuncio se llamaba ‘No, no, no’ y en él se explicaban las ventajas de Simyo: una compañía sin permanencia, sin consumo mínimo y sin cuotas».

'El Pelos', de simyo, de vacacionesPor eso El Pelos tiene tantos padres: «Por un lado, Simyo (los compañeros de marketing que estaban entonces en el lanzamiento), por otro, la agencia de publicidad RSCG y, por último, el actor Aitor Legardón, que fue el encargado de darle vida en el anuncio», señalaba Campiña.

Sin embargo, el apodo no le llegó hasta mucho después y no fue el único que tuvo. Eduardo confesaba que «recibió varios motes: ‘El Friki’, ‘El Bigotes’, ‘El Greñas’… Hasta que un feliz día empezamos a llamarle ‘El Pelos’ y así se quedó. Cuando llevabas un tiempo llamándole así sonaba bastante cariñoso».

El operador escogió a este personaje porque «representaba a Simyo, a sus clientes, su espíritu de libertad… Era una persona fresca, simpática, inteligente… Era un tío muy majete, pero que no se dejaba hacer el lío por nadie, como nuestros clientes».

Al principio la imagen de Simyo fueron sus propios trabajadores

Sin embargo, El Pelos no acompañó a Simyo desde el primer momento. «En un principio, los protagonistas de los anuncios fuimos los propios trabajadores de la empresa. Era un honor poder representar a una marca como Simyo. Lo hacíamos encantados. Era muy low cost, pero también hay que reconocer que era un poco ‘de andar por casa'», explicaba el community manager de este OMV.

Así que llegaron a la conclusión de que necesitaban a alguien que les representase, «alguien que dirigiese nuestro discurso en la comunicación y ahí es donde surgió ‘El Pelos’, un cliente de Simyo que ponía los puntos sobre las íes, que quería pagar solo lo que era justo por su teléfono y que quería acabar con los abusos de las grandes compañías. Era nuestro David contra Goliath particular, pero con más greñas».

'El Pelos', de simyo, como chefDesde 2009 el personaje evolucionó mucho, tal y como contaba Campiña: «Empezó siendo de carne y hueso y luego fue un dibujo animado, así que que sufrió una transformación bastante importante. Este cambio no estaba planeado. Un día a nuestra diseñadora le pareció buena idea utilizar una caricatura suya para el blog y nos gustó tanto que desde entonces lo hemos usado para mil cosas (aniversario, Navidad, Reyes…)»

Recurrir a un dibujo es una gran ventaja, sobre todo porque no le afecta el paso del tiempo. «Le sientan muy bien los años. Parece que no envejeciera mucho y tampoco engordaba ni un solo kilo cuando hacía de Papá Nöel», bromeaba el community manager de Simyo.

¿Seguirá solo El Pelos en el mundo de Simyo? «Por ahora no tenemos pensado añadir ningún personaje más, pero nunca se sabe. Es cuestión de preguntar a nuestros clientes. Si ellos quieren sacamos a la novia de ‘El Pelos’, a su primo o cualquier amiguete de Simyo que se les ocurra», explicaba.

Jesucristo de Simyo

Para la campaña Creemos Simyo también recurrió a un actor de abundante cabellera.

Sin embargo, El pelos se debió quedar calvo. Quizás ese fuera el motivo por el que Simyo decidiera apartarlo y sustituirlo por personas de carne y hueso, una de ellas recordaba a Jesucristo, a fin de conectar mejor con sus potenciales clientes.

Comentarios

    Escribir un comentario