¿Quieres que Adamo despliegue
su red de fibra en tu localidad?

Adamo no es un operador más de fibra óptica. La compañía tiene una marcada función social con la que reduce la brecha digital que existe actualmente en España.

El nuestro es el país europeo con la mayor tasa de penetración de FTTH. Aun así, todavía hay numerosas localidades que no tienen acceso a esta tecnología.

De hecho, hasta mayo de 2018 el 24% de la población española no podía disfrutar de Internet de banda ancha de 100Mbps.

Adamo está comprometido con reducir al máximo este porcentaje, ya que es consciente de la importancia de gozar de una buena conectividad para el desarrollo de cualquier área, tanto económica como social.

Y para ello Adamo permite, a través del programa Fiberhood, que los usuarios potenciales soliciten a este operador el despliegue de su red en determinadas localidades.

En caso de que la propuesta cuente con el respaldo y apoyo de un número suficiente de vecinos, el operador inicia los trámites para prolongar la tecnología FTTH hasta allí.

En la actualidad, hay muchos ejemplos en los que la llegada de la compañía ha tenido un efecto muy positivo para estas poblaciones. Algunos de ellos los puedes conocer más en profundidad desde el apartado Tocando la fibra, donde exponemos algunas de estos casos.