La organizadora es libre de marcharse en caso de no existir estabilidad

El Gobierno subvenciona a la GSMA para amarrar a Barcelona el MWC

El gobierno central garantiza a la GSMA, compañía organizadora de la feria, 165 millones de euros para amarrar el Mobile en Barcelona.

¿Cuáles son las ventajas para amarrar el Mobile World Congress en Barcelona?

El Mobile World Congress que se celebra en Barcelona durante estos días se sigue con interés en todo el mundo. No es para menos, las últimas tendencias de este inmenso mercado hacen acto de presencia y multiplican sus esfuerzos para ser el centro de atención. Aunque no son las únicas.

Desde hace unos meses el conflicto del proceso soberanista catalán lleva poniendo en tela de juicio la celebración de la mayor feria de telefonía en esta provincia. A pesar de las declaraciones en un sentido y otro, la ciudad condal acogerá durante al menos un año más este congreso. Y una de las razones se encuentra en el respaldo económico del Estado a este evento de alcance internacional.

Según desvela El Mundo, el gobierno central garantiza a la GSMA, la compañía que organiza este feria, una subvención no reembolsable de 165 millones de euros para amarrar a Barcelona la celebración del MWC. Buena parte de esta suma ya se ha entregado, ya que el incentivo arrancó en 2011. Aquel año los responsables de varias ciudades europeas contactaron con la GSMA para tratar de arrebatarle a la ciudad española la potestad de albergar este congreso anual.

MWC 2017 Fira de Barcelona

La celebración del MWC supone una enorme inyección de capital para Barcelona y también constituye una proyección internacional para la ciudad. 

La subvención por acoger el MWC es de 15 millones de euros al año

Miguel Sebastián, ministro de Industria por aquel entonces, era consciente de que otras posibles ubicaciones, como Múnich, ofrecían importantes subvenciones, por lo que fue necesario igualar la oferta «con el fin de retener el congreso en Barcelona», explican fuentes del equipo del político, en declaraciones que recoge al mismo diario. La decisión no fue sencilla de adoptar, ya que en 2011 la crisis económica era aguda y el ministro se encontró con la oposición de Elena Salgado, que era la vicepresidenta económica.

Finalmente, el presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el Ministerio de Industria firmaron un acuerdo para aportar 5 millones de euros anuales que saldrían de los presupuestos del Estado y que estaban, protegidos de cualquier recorte posterior. Por su parte, tanto la Generalitat de Cataluña como el Ayuntamiento de Barcelona también aportarían una cifra similar (15 millones de euros entre las tres instituciones).

Dubái llama la atención del Mobile World Congress

El Mobile World Congress y el escudo del Estado

La aportación de es España para la organización de la feria en Barcelona está garantizada en última estancia por el Estado.

No todo es el MWC. El Gobierno también destina partidas económicas a otros proyectos relacionados, como el Mobile Acceleration Hub, que recibió 1,75 millones del Ministerio. La Generalitat, por su parte, también entregó 300.000 euros a este proyecto.

Es decir, que si la Generalitat y/o el consistorio barcelonés no llevaran a cabo su aportación correspondiente, la Administración central es la que respondería después de que el ministro José Manuel Soria lo garantizase a través de un Real Decreto. Eso sí, el Estado podría reclamar después estas cuantías a las otras instituciones.

El actual ministro fue el encargado de renovar el contrato entre 2015 y 2023, por lo que, en caso de que el Mobile World Congress continúe celebrándose en Barcelona hasta el final de ese periodo, los fondos públicos habrán aportado a fondo perdido un total de 165 millones de euros.

La razón de esta generosidad con la GSMA es que la Administración considera que es una apuesta muy rentable, ya que este evento reporta cerca de 400 millones de ingresos cada año.

No obstante, la GSMA también goza de otro tipo de ventajas para su permanencia en Barcelona. Por ejemplo, entre ellas se encuentra la condición de que, si no existe estabilidad, la organización es libre de hacer las maletas y marcharse de la ciudad condal. Y no solo eso, el Estado también concede los máximos beneficios fiscales a compañías que hacen aportaciones a esta organización.

Felipe VI también respalda el Mobile World Congress

Tras la polémica suscitada por la negativa de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, a recibir al Rey Felipe VI, el monarca inauguró el congreso mundial de móviles de este año.

El gesto del jefe de estado fue una muestra más para intentar recuperar la imagen de estabilidad tan demandada en los últimos meses por varios responsables de la GSMA, quienes pusieron esto como requisito para que la feria se celebre allí en los próximos años.

Temas relacionados seleccionados por la redacción: 

MWC18: antes de su arranque ya se conocen el Samsung Galaxy S9 y Telefónica Aura

Masmóvil sonríe: añade casi un millón de clientes entre banda ancha fija y móvil de postpago

Un pequeño paso para Vodafone, un gran paso para la red 4G

Categorías MWC, Noticias
Etiquetas: MWC18

Sobre el autor

Escribir un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.