El 40% de los desarrolladores de aplicaciones se olvidan de la seguridad

La seguridad no es lo primero

Las prisas y el deseo de monetizar la plataforma cuanto antes, principales causas.

oferta especial Movilonia Finetwork tarjeta PIN regalo
¿Conviene dedicar más presupuesto a testear aplicaciones antes de lanzarlas al mercado?

¿Conviene dedicar más presupuesto a testar aplicaciones antes de lanzarlas al mercado?

26/03/2015.- Nuestro móvil vive rodeado de peligros. Es un hecho conocido por todos y que se ha convertido en una de las primeras preocupaciones a la hora de contar con un terminal.

En este terreno, las aplicaciones móviles son una de las principales fuentes en donde los amigos de lo ajeno intentan acceder a nuestros smartphones y los datos que contienen, pero, ¿qué pasa cuando son los propios desarrolladores de aplicaciones los que ayudan a que nuestro smartphone se convierta en un caramelo para ciberdelincuentes?

Pues bien, un estudio llevado a cabo por IBM y Ponemon, el cual lleva por título The State of Mobile Application Insecurity (El estado de la inseguridad de las aplicaciones móviles), concluye que el 40% de las compañías no adoptan las medidas necesarias para repeler posibles ataques.

En la misma línea, el 50% de las compañías no destina ni presupuesto ni recursos para asegurarse de que la aplicación en cuestión es segura. Algo que sin duda llama la atención cuando, de media, las grandes firmas del sector gastan 34 millones de dólares anuales para crear la aplicación y sólo el 5,5% de ese presupuesto está destinado a asegurarse que la plataforma es resistente a posibles ataques.

“Vísteme despacio que tengo prisa”

Una de las razones principales por las que los desarrolladores no se preocupan lo suficiente por saber si sus aplicaciones son seguras se debe a la urgencia por lanzar el producto.

Las prisas nunca han sido buenas compañeras y en este caso no iba a ser una excepción. De este modo, ciberdelincuentes o crackers tienen prácticamente vía libre para que hagan de las suyas. Sin ir más lejos, el 33% de los desarrolladores no se detiene a probar las aplicaciones por un 15% que sí lo hace.

Por otro lado, la demanda y presión de los clientes, es el segundo gran factor por el que las empresas deciden lanzar sus aplicaciones sin detenerse a testarlas antes.

Las propias empresas, en riesgo

El estudio finaliza advirtiendo a las empresas del riesgo al que están expuestos por sus propios empleados. Más de la mitad (55%) son “usuarios intensivos” de aplicaciones, por lo que es vital dejar claros los protocolos de seguridad para evitar que la información corporativa confidencial que puedan contener los smartphones destinados a fines laborales se vea comprometida.

Temas relacionados seleccionados por la redacción:

Hecho el bloqueo, hecha la trampa

Ese viejo smartphone puede ser un ‘caramelo’ para los hackers

España, líder en delitos cibernéticos

Los clientes de Ono Móvil tendrán cobertura 4G a partir del 16 de abril

¿Multas a los operadores que no atiendan en euskera?

Categorías Apps, Noticias

Sobre el autor

Comentarios

    Escribir un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.