Japón va a abrir la primera tienda con empleados robóticos

¿Sustituirán los robots a los empleados de telefonía?

Todo apunta a que así será. Aunque hay algo que ningún software puede recrear.

10 euros gratis con Bnext
robots

SoftBank abrirá una tienda en Japón en la que los dependientes serán… ¡Robots!

03/04/2016.- No nos gusta ser alarmistas pero la verdad es que las últimas noticias dan motivos para asustarse. O cuanto menos inquietarse. Primero, el estudio que las personas más poderosas del mundo han elaborado y que vaticinan una reducción masiva de empleo gracias a la automatización de procesos.

Adiós contables, dice el informe de Davos. A partir del año 2020 vuestro trabajo lo podrá hacer un programa informático. Gracias.

En concreto el demoledor documento habla de la eliminación de cinco millones de puestos de trabajo en los próximos cuatro años. Al parecer, todos los nuevos trabajos que generará el avance tecnológico no equilibrarán la balanza.

Más recientemente tenemos otra evidencia inquietante: el gigante SoftBank acaba de anunciar que abrirá una tienda de telefonía en Tokio sin empleados. En lugar de personas habrá robots (a los que ha bautizado Pepper) atendiendo a clientes.

Como recuerdan en The Wall Street Journal, la tienda «empleará» a cinco o seis robots que ayudarán a los clientes durante todo el proceso de compra de un teléfono móvil. Desde la elección hasta el pago. Realmente no parece tan inverosímil. Hemos querido recrear lo que puede ser comprar un dispositivo a un robot.

  • Fase 1, el saludo. Buenos días, le atiende Pepper I, espero que esté teniendo usted un buen día. Ahora mismo hay 23 grados centígrados y el cielo está despejado. Aunque se esperan chubascos por la tarde no tiene usted por qué preocuparse.
  • Fase 2, la razón de la visita. Ahora, si es tan amable, dígame. ¿En qué puedo ayudarle?
  • Fase 3, acotar. Bien, quiere un teléfono móvil. Ahora dígame, ¿de qué rango de precio, tamaño de pantalla, funcionalidad o marca?
  • Fase 4, recomendar. De acuerdo con sus intereses puedo recomendarle estos dispositivos.
  • Fase 5, la decisión y compra. Se ha decidido usted por un dispositivo muy interesante. Introduzca este código en la pantalla y efectúe el pago. Una vez hecho esto el teléfono móvil se depositará en la bandeja de en frente.

Asusta un poco… porque puede ser muy real.

software

Al final, se trata de combinar variables y sacar conclusiones: todo se reduce a ceros y unos.

Tengamos en cuenta que pronto todos los usuarios sabrán qué teléfono quieren. El ahora bienvenido asesoramiento del empleado de la tienda de telefonía móvil pasará a ser prescindible porque ya sabremos qué teléfono queremos. ¿Por qué? Muy sencillo, porque lo consultaremos todo en internet, antes de comprar.

Además, si no estamos seguros podremos manifestar nuestras dudas en voz alta y el software, que sin duda incorporará reconocimiento de voz, nos ofrecerá la mejor opción. Al fin y al cabo se trata de aplicar diferentes variables para la resolución de un problema matemático. Sólo son números. Ceros y unos.

Pero tranquilos, el factor friendly importa

empleados

Afortunadamente, ningún robot ha desarrollado aún la empatía.

Algunos expertos alertan de que los robots que se parecen demasiado a los humanos causan un rechazo inmediato. No nos engañemos, un robot jamás desarrollará la cualidad más apreciada de cualquier empleado que trabaje de cara al público: la empatía.

Además, no os alarméis; los robots de SoftBank no estarán solos. La compañía ha dicho que habrá «un par de empleados» siguiendo de cerca su actividad para «confirmar detalles y aportar los terminales», aunque los clientes serán capaces de comprar un teléfono sin tener contacto humano.

Cuánto cuesta pagar tarde la factura del móvil en Movistar, Orange, Vodafone y Yoigo

Cuánto nos cobran los operadores por devolver la factura
tienda Jazztel

Jazztel permite que Orange siga creciendo en portabilidades

Categorías Noticias

Sobre el autor

Manuela Orós

Tan virtual como real. Observadora, admiradora y entusiasta. Me gusta el café sin azúcar y la playa en invierno. Ah, y también escribo sobre movilidad y empresas.

Escribir un comentario