¿Qué diferencias hay entre un robo y un hurto?

Un ladrón de móviles, pillado con las manos en la masa

La dueña de una cafetería de la localidad de Monforte, en Lugo, publicó un vídeo que se ha viralizado donde se a muestra a un joven sustrayendo su móvil en un descuido.

oferta exclusiva Movilonia.com: suscripción de Movistar+ Lite por 9,6€

La cámara de una cafetería de Monforte (Lugo) muestra una realidad muy presente en nuestros días: el hurto de móviles.

Cualquier smartphone está rodeado de peligros. Uno de ellos son los amigos de lo ajeno, que en cuanto ven la ocasión de hacerse con uno de estos dispositivos, no dudan en buscarle un nuevo desino sin contar con el consentimiento de su legítimo dueño. La última muestra llega en forma de testimonio gráfico gracias a la cámara instalada en una cafetería ubicada en la localidad de Monforte, en Lugo, donde su dueña sufrió el hurto de su teléfono por parte un avispado joven.

Llamada de atención

¿Quieres ver otras imágenes llamativas? Haz click sobre el botón de Llamada de atención.

Eran las seis de la tarde cuando su propietaria, Lourdes Frías, estaba preparando unas bebidas para servir en la terraza del local. En ese momento un hombre de unos 30 años, con gran naturalidad, aprovecha el descuido para apropiarse del smartphone de la mujer, que lo había dejado sobre una de las mesas de esteestablecimiento.

En cuanto Frías se percató de la ausencia de su teléfono, echó un vistazo a las grabaciones de las cámaras de seguridad, donde pudo descubrir con nitidez el nuevo paradero de su móvil.

No lo dudó. Compartió las imágenes en su perfil personal de Facebook con el objetivo de identificar a este cliente y presunto delincuente con el objetivo de advertir al resto de locales y conocidos para que este hombre no volviera a repetir su hazaña.

Uno de los contactos de Lourdes vio el vídeo en la red social y se puso en contacto con ella para avisarla de que había visto a este amigo de lo ajeno en una calle cercana a la cafetería.

Nadie del local, ni la dueña ni el resto del personal, se percataron de lo ocurrido. «Por lo que se ve en el vídeo, parece que ya lo había hecho más veces«, declara Frías a La Voz de Galicia, quien cree que el hombre le echó el ojo al móvil cuando fue al baño. Al salir aprovechó que era el momento idóneo para sustraer el smartphone sin que nadie se diera cuenta. Y así habría sido de no ser porque una cámara estaba grabando la escena.

Robos y hurtos de móviles: la historia interminable

Existen muchos pájaros que intentan aprovechar cualquier descuido para sustraer el pan que tanto cuesta ganar.

El vídeo difundido por la propietaria de la cafetería de Lugo es el reflejo de una triste realidad que muchas personas sufren a diario. Cualquier smartphone pero, especialmente, los de gama alta, son susceptibles de que algún que otro pájaro quiera apropiarse con o sin violencia de por medio, como fue el caso de la vecina lucense. Para estos casos conviene saber que existen seguros para móviles que cubren este tipo de contingencias.

Sin ir más lejos, Vodafone acaba de renovar su estrategia de venta de terminales donde la comercialización de pólizas se establece como un pilar clave. Aun así, no es el único operador que ofrece este servicio de soluciones.

Seguros para móviles

No todos los seguros para móviles tienen las mismas coberturas. La pérdida o hurto no suele estar cubierta en ninguna póliza.

Eso sí, es importante destacar que existen grandes diferencias en este tipo de seguros. Por ejemplo, algunos solo cubren daños (rotura de pantalla, derrame de líquidos…). Y otros también incluyen el robo, pero no el hurto. ¿Cuál es la desigualdad entre uno y otro? El primer caso, el del robo, implica la sustracción del móvil con fuerza y/o intimidación. Es lo que sucede, por ejemplo, en un atraco; si el ladrón ha roto la ventanilla del coche; o con un tirón del bolso.

Sin embargo, en el segundo caso, el del hurto, no hay violencia. Es lo que le pasó a la vecina de Monforte. El joven se llevó su teléfono porque ella había descuidado su pertenencia. Se considera también como tal el hecho de que, por ejemplo, alguien sustraiga el teléfono (o cualquier otro bien) del bolsillo de alguien sin que se percate.

Ladrón que roba a ladrón…

Teniendo claros ambos conceptos, el de robo y el de hurto, es importante saber también que presentar una denuncia falsa puede acarrear graves consecuencias.

Qué ocurre si haces una denuncia falsa por robo de móvil

Y, por último, adquirir un teléfono robado o hurtado también se considera un fraude. Concretamente se conoce como delito de receptación. Consiste en la «ocultación o encubrimiento de delincuentes o cosas que son materia de delito».

Además, se considera como tal incluso en el caso de que el comprador del smartphone sustraído desconozca su procedencia. Por lo que conviene tener mucho cuidado a la hora de adquirir teléfonos de segunda mano, sobre todo si tienen un precio muy por debajo del que le corresponde.

Recomendaciones a la hora de comprar un móvil usado

Temas relacionados seleccionados por la redacción:

Las trampas y engaños más sonados del sector de la telefonía

Ransomware: así son los nuevos secuestros, robos y atracos

Decálogo para proteger de fraudes tu smartphone Android

Los cambios de tarifas pasan factura a Vodafone

Sacando jugo: República Móvil añade la acumulación de megas y minutos en algunos casos

Sobre el autor

Escribir un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.