Noticias de telecomunicaciones

Ir a Inicio

Según datos Arpu, la referencia que mide el ingreso medio mensual en telefonía móvil por cliente, la filial en España de la operadora británica es la que cuenta con los consumidores que generan un mayor gasto.

El grupo francés entra así en el mercado español de telefonía móvil dispuesto a plantar cara a los otros dos gigantes de las telecomunicaciones que operan en nuestro país.

La operadora ha sumado algo más de cuatro millones de nuevos clientes durante el primer trimestre y sus ingresos se han visto impulsados por los buenos resultados en España e Italia.

Fuentes cercanas a la operación aseguran que «todavía quedan algunos flecos por cerrar». Por otra parte, Ono también ha lanzado una oferta para hacerse con la parte de telefonía fija de Auna.

Lo último en banca electrónica ha llegado de la mano de Bankinter y Amena. Se llama “Movilcheck”, un nuevo servicio que permite a las empresas clientes de ambas compañías ingresar cheques desde el teléfono móvil.

Telefónica Móviles España ha firmado acuerdos de itinerancia o ‘roaming’ con un total de 419 operadoras de todo el mundo, lo que permite a sus clientes utilizar su móvil en 214 países.

La compañía gala se está planteando realizar una oferta formal por la operadora móvil del grupo Auna. Los accionistas de éste último consideran seria la opción francesa y esperarán a conocer su propuesta.

Según un informe sobre el futuro de la telefonía móvil, ésta experimentará un fuerte crecimiento en los próximos años impulsado principalmente por los países en vías de desarrollo.

De nada sirven las 2.000 antenas móviles de refuerzo, las microceldas y la reorientación de repetidores. La costa mediterránea, Baleares y Canarias van a tener problemas: su población se duplica en estas fechas.

La operadora simplifica su oferta tarifaria y lanza tarifas planas a partir de 10 euros mensuales que permiten hablar con otros móviles de la misma compañía sin coste.

Tras el 11-M el Gobierno quiere controlar más datos privados para facilitar la lucha contra el terrorismo, entre ellos los de los 16 millones de usuarios de teléfonos móviles sin contrato.

El objetivo de la primera edición de la Málaga Lan Party es liberar tensiones. Pese a que la organización facilitaba antiguos terminales, algunos de los aficionados prefirieron destrozar su propio móvil.