Los efectos pueden tener un carácter inmediato y beneficioso para ambas partes

Aquí hay amor: Masmóvil y Orange planean extender su alianza

El operador amarillo pretende conseguir una rebaja en los precios que pactó en 2017 para tener acceso a la red móvil de su competidor y, a la vez, partner.

tarjeta-visa-bnext

La relación entre Masmóvil y Orange va viento en popa.

En octubre de 2016, tras culminar la adquisición definitiva de Yoigo, el grupo Masmóvil dio un paso de gigante. El cuarto operador firmó una alianza estratégica con Orange para acceder a su red fija, lo que le permitía multiplicar por diez su cobertura. Dos años después, el acuerdo parece ir viento en popa, tanto es así, que la idea de prolongar el acuerdo comienza a arraigar en los planes de ambas compañías.

Orange y Masmóvil

Masmóvil y Orange caminan de la mano. El cuarto operador no podría competir en igualdad de condiciones si no tuviera una alianza como esta. La red móvil de Yoigo solo llega al 85% (frente al 99% de los otros tres OMR) y la de fibra óptica únicamente comprende 1,5 millones de hogares. Pero no solo el grupo Masmóvil gana con este acuerdo: Orange obtiene unos altos ingresos adicionales por alquilarle su red móvil y fija, sino que también ahorra costes desplegando FTTH en ciertas zonas.

La negociación está en marcha y, en el caso de llegar a buen puerto, tendría efectos inmediatos en la cuenta de resultados Masmóvil. ¿La razón? El nuevo acuerdo implicaría una rebaja en el precio que el conglomerado amarillo paga a Orange por tener acceso a sus redes móvil y fija.

Actualmente el acuerdo firmado (comprendido entre el 1 de julio de 2017 y el 30 de junio de 2021) supone un gasto de 367,1 millones de euros para la compañía dirigida por Meinrad Spenger.

Además, la nueva alianza acarrearía una rebaja por cada GB consumido en la red móvil de Orange y cuya consecuencia sería un recorte en el precio anual a pagar al operador francés.

El despliegue de las redes propias de Masmóvil puede esperar

Por otra parte, la ampliación del acuerdo de Orange también tiene otro efecto para Masmóvil. El hecho de rebajar el coste para acceder a la red del OMR francés resta presión a la hora de desplegar a gran velocidad la red móvil de Yoigo con nuevos emplazamientos.

Y eso que hace pocos meses que el operador amarillo convocó un concurso para instalar entre 1.700 y 3.000 nuevos emplazamientos móviles (que se sumarían a los 5.000 ya existentes) que suponía una inversión cercana a los 100 millones de euros.

De confirmarse el nuevo acuerdo, Masmóvil podría frenar sus planes de despliegue de su propia red móvil.

En caso de extender el acuerdo, Yoigo ya no tendría la misma premura para ampliar su red móvil, que actualmente llega al 85% (para  el resto recurre a la cobertura de Orange y, en unos pocos casos, a la de Movistar), por lo que, previsiblemente, reduciría su inversión en el despliegue.

Y en lo que respecta al despliegue conjunto de fibra óptica (entre Orange y Masmóvil), también se vería favorecido. En la firma del acuerdo entre ambos operadores estaba implícito que en aquellos nuevos hogares donde se desplegara FTTH compartido, cada empresa podría usar el mismo número de hogares que la otra.

Así, al liberar costes y tras la reciente refinanciación de deuda, Masmóvil podría aumentar sus planes de despliegue de banda ancha fija, algo de los que también se vería beneficiado Orange.

Las cláusulas ocultas del acuerdo entre Orange y Masmóvil

La alianza entre Masmóvil y Orange acarrea grandes beneficios para ambas partes. Para Orange porque le supone una cuantiosa fuente de ingresos, que aumentaría, si se confirma finalmente la ampliación de este acuerdo. Y a Masmóvil porque le permite ampliar de manera considerable su cobertura y competir de igual a igual con el resto de OMR (Movistar, Vodafone y el propio Orange).

En la actualidad, el grupo Masmóvil ya cuenta con más de 1,5 millones de hogares pasados por fibra. Y gracias a Orange su cobertura potencial supera los 10 millones de unidades inmobiliarias. Aunque este acceso tiene una limitación.

fibra Masmóvil con Orange

Masmóvil se nutre desde hace tiempo con la fibra de Orange.

El grupo Masmóvil solo puede alquilar hasta un máximo de 250.000 accesos indirectos durante los primeros tres años desde la firma del acuerdo, en concreto hasta el 7 de octubre de 2019. Un muro que debe sortear el operador amarillo y que no creen que pueda frenar su expansión.

No obstante, si se llegara a alcanzar este umbral, el grupo Masmóvil tiene un plan B: podría seguir comercializando tarifas convergentes con tecnología ADSL.

En cualquier caso, parece que el romance entre Masmóvil y Orange parece ir muy en serio. Tanto es así, que el próximo paso en su relación parece estar cerca de consolidarse.

Vía: Expansión

Temas relacionados seleccionados por la redacción:

Yoigo, a por los clientes que rechazan las subidas de Movistar, Orange y Vodafone

Masmóvil va en serio: líder en portabilidades móviles en 2017

Guía sobre la subida de precios de Movistar de 2018

Hits Mobile actualiza sus tarifas con una rebaja de precios

Etiquetas: cobertura móvil

Sobre el autor

Comentarios

    Escribir un comentario