La tasa de prevalencia es infinitamente menor de la que aseguran ciertos pseudoestudios

¡Claro que somos «adictos» al móvil! ¡Y a la electricidad, al agua corriente…!

Se abusa a la hora de referirse a la nomofobia, un nuevo trastorno mental, porque la telefonía móvil es una tecnología relativamente reciente, pero cuyo uso se ha extendido en poco tiempo.

oferta de tarifa de fibra y móvil de Pepephone con regalo de Movilonia.com
nomofobia

El uso del smartphone cada vez está más extendido y muchas personas están pendientes del teléfono en prácticamente cualquier situación.

Nomofobia. Es el acrónimo de No Mobile Phobia (en castellano, miedo a estar sin teléfono móvil). ¿Cuántas noticias, artículos o pseudoestudios has visto en los últimos años hablando de la adicción al teléfono móvil? El último caso es Conectados, el primer programa de la temporada de Salvados, el programa de Jordi Évole en La Sexta, que recoge numerosos testimonios, incluido el del propio presentador, sobre este asunto.

Y si hablamos de estudios, independientemente de cuál sea, la tasa de prevalencia de este presunto trastorno mental está disparada. De acuerdo a estas informaciones, cada día hay más personas que experimentarían (o confiesan que padecerían) ansiedad o angustia si se quedaran sin su smartphone.

Pues bien, una fobia, un término que proviene del griego, Pánico, hijo de Ares y Afrodita, se debería emplear únicamente para referirse al trastorno mental caracterizado por un exacerbado e intenso miedo que se manifiesta de una forma desproporcionada ante ciertos objetos o situaciones concretas.

Cuáles son los síntomas de la nomofobia (o cualquier fobia)

Desde el punto de vista clínico, una fobia es una patología y estos son sus principales síntomas:

  • Notable incremento de la activación vegetativa. Es decir, taquicardia, sudoración, vasoconstricción periférica, enrojecimiento, palidez, malestar estomacal, sequedad de boca, diarrea…
  • Conducta de evitación o escape. Cuando el paciente no puede huir aparecen perturbaciones en la ejecución motora, voz temblorosa, muecas, movimientos extraños de las extremidades o rigidez.
  • Anticipación de consecuencias catastróficas. Son la consecuencia de una evalución negativa del objeto temido o la situación.
trastorno de ansiedad

El trastorno de ansiedad presenta una serie de síntomas clínicos que deben ser tratados con medicación y terapia en determinados casos.

Y ahora que conocemos algo más sobre las fobias en general, centrémonos en la nomofobia. ¿De verdad sientes o has sentido alguna vez estos síntomas (o conoces a alguien cercano que los haya padecido) por no tener cobertura o verse privado de su teléfono móvil durante un tiempo determinado?

Sólo sentimos una pequeña frustración cuando no es posible utilizar el móvil

Lo cierto es que ese pequeño malestar que sentimos cuando nos quedamos sin poder utilizar el teléfono móvil durante un tiempo determinado tiene una explicación mucho más sencilla y que, desde luego, no debe calificarse como nomofobia.

Simplemente nos hemos habituado a recurrir al smartphone para numerosas situaciones. Lo usamos no sólo como teléfono, sino que también lo empleamos para consultar las redes sociales, hacer fotografías, mantenernos informados, gestionar el correo electrónico, consultar el tiempo que va a hacer…

poca batería

Que el smartphone se quede sin batería genera frustración porque eso implica que no es posible acceder a todo lo que ofrece este dispositivo de forma temporal.

Lo tenemos todo al alcance de la mano. Y, además, es algo inmediato y cada vez más sofisticado y preciso. ¿Qué sucede cuando el teléfono se estropea o dejamos de tener conexión por cualquier motivo? Pues ni más ni menos que perdemos esa satisfacción inmediata que nos proporciona enviar un mensaje de WhatsApp cuando queremos decirle algo a alguien o la posibilidad de entretenernos con un juego al que nos hemos aficionado. Y eso genera cierta frustración, como es lógico.

Nos hemos quedado sin un elemento que nos permite controlar nuestro entorno en múltiples facetas. Esa interrupción impide enviar y recibir mensajes, consultar los perfiles en redes sociales o buscar un dato que nos hace falta (un horario, saber cómo llegar a una determinada dirección…)

La sensación de quedarse sin móvil es equiparable a la de tener que prescindir de otro suministro

¿Te has dado cuenta de todo lo que no es posible hacer cuando se produce un apagón eléctrico? Afortunadamente no es algo habitual, pero durante el tiempo en el que estamos sin electricidad es cuando nos percatamos de la verdadera dependencia que tenemos del suministro eléctrico. Y no sólo porque nos quedamos a oscuras y por la cantidad de aparatos que requieren de electricidad (sin ella no es posible usar el microondas, encender el televisor o poner la lavadora), sino que tampoco es posible coger un ascensor o viajar en Metro, por ejemplo.

apagón eléctrico

Películas como El gran apagón refleja las enormes repercusiones que tendría la pérdida del suministro eléctrico a gran escala.

¿Y alguna vez te has quedado sin agua corriente? Quizás alguna avería haya interrumpido durante unas horas el hecho de abrir un grifo y que salga el habitual chorro de agua con el que nos duchamos, bebemos o utilizamos el lavavajillas.

Pero nadie habla de noelectrofobia o nohidrofobia (que podrían ser los términos que se acuñasen para hablar del miedo a quedarse sin electricidad y agua corriente, respectivamente).

Sin embargo, las situaciones podrían ser equivalentes a esa pequeña angustia vital que se experimenta cuando alguien tiene que prescindir de su teléfono móvil.

Por qué se demoniza la dependencia de la telefonía móvil

La diferencia es que cuando nacimos ya había electricidad y agua corriente. Siempre han estado ahí. Forman parte de nuestra vida y no la concebimos sin estos servicios.

Sin embargo, la telefonía móvil es una tecnología mucho más reciente. Y lo es más aún el uso de smartphones. De hecho, todavía hay unas pocas personas que carecen de un feature phone (es decir, un móvil básico con los que prácticamente sólo se puede hablar por teléfono y enviar SMS) y muchas más que todavía no utilizan un smartphone (aunque España es uno de los países con mayor penetración de este dispositivo).

Por eso todavía no hemos interiorizado que disponer de un smartphone y una conexión a Internet móvil sea algo esencial e imprescindible. Como lo son la electricidad y el agua corriente.

Dentro de unos años, quizás unos lustros, nadie se planteará que es un inconveniente importante quedarse sin estos elementos. Y más cuando se hayan convertido en la «llave» para acceder a casa o al trabajo, en la «tarjeta» para pagar una compra o el transporte público o en el «banco» desde el que para hacer cualquier operación no es necesario visitar una sucursal.

jóvenes pendientes del móvil

El hecho de que haya muchos jóvenes pendientes de su móvil no implica que sean dependientes de él.

Sí, todo eso ya es posible hacerlo en la actualidad, pero aún son situaciones incipientes y apenas extendidas. Antes o después serán lo habitual y lo raro será ir con las llaves, una cartera con monedas, billetes y tarjetas de plástico o tener una cartilla de cartón y papel que hay que actualizar de vez en cuando en una impresora matricial.

¿Se seguirá hablando entonces de nomofobia? ¿Habrá muchas personas con un significativo incremento de su actividad vegetativa si se queda temporalmente sin smartphone? Es posible que haya unas cuantas, como ahora, pero afortunadamente la tasa de prevalencia será mucho más reducida de lo que muestran estas encuestas que disparan datos del tipo «el 70% de los jóvenes no podrían estar más de una hora sin consultar su teléfono móvil».

Seguro que la inmensa mayoría de ese 70% sí puede. Otra cuestión es que les apetezca hacerlo voluntariamente. ¿O tú qué responderías si te preguntaran si te gustaría que te dejaran sin electricidad durante un buen rato?

Temas relacionados seleccionados por la redacción:

¿Son más adictas al móvil las mujeres que los hombres?

¡No sin mi móvil! El 70% de los españoles no sale de casa sin revisar que lleva el smartphone

¿Sientes pánico si te dejas el móvil en casa? Eres adicto, pero puedes superarlo

10 trastornos asociados al teléfono móvil

Tuenti fulmina su política de devolver los MB no consumidos

tarifa de Tuenti con devolución de MB
proceso penal de Zetta

Arranca el proceso penal contra Zetta, la marca del Bellotagate

Categorías Noticias
Etiquetas: nomofobia

Sobre el autor

Redacción Movilonia.com

Portal de contenidos y servicios de telefonía móvil desde 2004. Movilonia.com fue el primer site especializado en ofrecer tarifas móvil de marca blanca y ofrece a diario la mejor información y actualidad sobre el sector telco.

Comentarios

    Escribir un comentario