Los dos denunciantes solicitaron que les excluyese de este tipo de llamadas

Jazztel, condenada a pagar 60.000 euros en multas por acoso telefónico

La Audiencia Nacional ratifica dos sentencias de 30.000 euros cada una a dos empresas de telemarketing subcontratadas por el grupo Orange.

ofertas de telefonía

El spam telefónico vuelve a tener consecuencias. Esta vez el operador al que le toca sacar la chequera por pasarse de la raya a la hora de ofrecer sus productos es Jazztel, una de las marcas del grupo Orange.

Perturbadores de siestas por excelencia, pocos son los que no se han despertado alguna vez sobresaltados por la llamada no solicitada de un teleoperador que promete mejorar su tarifa de telefonía. El telemarketing es una de las principales vías de captación para las grandes compañías y tal es su insistencia que, en algunos casos, llegan al acoso.

Según informa El País, eso lo que sufrieron un par de usuarios que, tras las continuas llamadas de dos empresas de de este sector subcontratadas por Orange para comercializar los servicios de su marca Jazztel, se vieron obligados a acudir ante la Justicia para poner remedio. Y la Audiencia Nacional ha respondido ratificando en un par de sentencias las multas de 30.000 euros cada una  para las compañías implicadas.

Los dos casos guardan grandes similitudes, ya que los clientes habían solicitado expresamente que se les excluyera de las bases de datos para recibir este tipo de molestas llamadas. El fallo de la primera denuncia data del 17 de julio. La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) recibió la denuncia de una persona casi dos años antes, en octubre de 2015, informando que recibía llamadas del operador a pesar de haberse inscrito en la lista Robinson.

A principios de junio de ese año, el denunciante envió un escrito a la compañía para que Jazztel le excluyera de su base de datos. Y el operador le confirmó que había procedido a excluir su número de teléfono para remitirle información publicitaria, pero fue en vano. Continuó recibiendo llamadas comerciales de productos de la compañía realizadas a través de la empresa Global Telemarketing.

El Gobierno prohibirá usar números móviles para hacer telemarketing

El marketing telefónico, un gancho con muchos ojos encima

Fue entonces cuando la AEPD decidió actuar al considerar que Global Telemarketing estaba vulnerando el derecho de oposición de esta persona. De hecho, la compañía no puso en cuestión la realización de las llamadas, aunque alegó a que se debía a que el denunciante había solicitado información a través de Internet, por lo que es excluida por el sistema de filtros de números Robinson.

Sin embargo, la documentación aportada por la empresa no acreditaba el origen de la solicitud por lo que “carece de valor probatorio”, según recoge el mismo medio.

Google pone freno al spam telefónico

Por otro lado, la compañía también se excusó diciendo que en las llamadas comerciales no existía ni “intencionalidad, ni existe gravedad, ni repercusión social de la infracción, beneficio para la empresa, ni daño para el usuario”.

En cuanto a esa primera explicación, la resolución alega que parte del objetivo de su negocio es el marketing telefónico, por lo que se considera “tributaria de un conocimiento y cumplimiento de las normas que regulan dicha actividad”.

En cuanto a la segunda sentencia, en este caso contra Crosseling Operadores 3.9, que a su vez subcontrataba los servicios con Global Telemarketing, es similar a la primera, aunque en esta acusación también estaba incluido Orange España.

No obstante, el fallo de la audiencia exonera al operador después de demostrarse que la compañía no había autorizado la subcontratación de servicios de telemarketing que firmó con la primera empresa.

La batalla contra el spam telefónico sigue viva

El spam telefónico pone a prueba la paciencia de cualquiera. Enfadarse o colgar el teléfono sirve de bien poco para poner fin a esta realidad tan molesta para los usuarios. En la actualidad existen varias maneras de ponerle fin.

Tres pasos para librarse y actuar contra el spam telefónico

Aunque inscribirse en la lista Robinson en ocasiones sirve de poco, como reflejan la recientes sentencias de la Audiencia Nacional, es la principal vía para atajar el problema, pero no es la única.

Otra es hacer valer los derechos ARCO (Acceso, Rectificación, Cancelación y Oposición) para acabar con el spam telefónico. Por último, denunciar ante la AEPD también es una solución para poner fin a esas llamadas tan molestas.

Lo que está claro es que en ninguno de los casos es una tarea sencilla.

Temas relacionados seleccionados por la redacción:

Cómo conocí a vuestra spammer

El spam telefónico de Jazztel ataca hasta a Pablo Motos

Jazztel, el operador que hace más spam telefónico

Movistar, nuevo escudo contra la violencia de género

Digi, O2 o Tuenti: ¿Qué operador con fibra óptica de Movistar tiene la mejor oferta?

Categorías Noticias

Sobre el autor

Escribir un comentario