¿Cómo ha cambiado su enfoque?

Mejores tarifas y precios definitivos: el prepago deja de envidiar al contrato

Abocadas al ostracismo ante el declive del número de líneas, los principales operadores de telefonía miman este segmento con precios definitivos y más competitivas que hace unos años atrás.

Los grandes operadores del mercado han modificado su estrategia en el segmento prepago. Ahora ofrecen tarifas más competitivas y huyen de las promociones pasajeras.

El declive de las líneas de prepago no se detiene. Sin en enero de 2020 este segmento acogía más de 10,5 millones de líneas, un año después la cifra ha descendido hasta los 9,3 millones de números. Ante esta recesión, lo fácil sería pensar que a los planes de tarjeta les quedan los días contados, pero a tenor de los últimos movimientos de los grandes operadores este planteamiento dista mucho de la realidad.

Recientemente, Orange ha reorientado sus tarifas prepago siguiendo una fórmula ya manida: ofrecer más GB por el mismo precio. Pero esta renovación, lejos de aumentar el atractivo de sus planes de tarjeta, es la última muestra de que las grandes compañías han decidido dar un nuevo impulso a estas propuestas dejando a un lado las promociones agresivas y poniendo este tipo de alternativas a la altura de las tarifas de contrato con cuotas mucho más atractivas.

Porque desde hace algún tiempo atrás, las tarifas prepago poco tienen que envidiar a las de contrato. Sin ir más lejos operadores como Vodafone Yu, no hace distinciones y ofrece las mismas tarifas y ventajas en ambas modalidades.

Los principales operadores rearman sus tarifas prepago

¿Quién me ha robado el mes abril? A pesar de que las tarifas prepago ya no tienen que envidiar a las de contrato al encontrar el equilibrio entre oferta y precio, este tipo de planes cuenta con algunos hándicaps en las grandes enseñas del mercado. ¿La razón? Los grandes principales operadores exigen renovar sus beneficios cada 28 días, lo que al cabo de un año, equivale a abonar casi un mes adicional.

Desde que arrancó el año, el mercado prepago ha asistido a varias renovaciones. En febrero, Vodafone decidía dar amor a sus planes de tarjeta e impulsaba sus planes con aumento de GB notable con hasta 10GB más por el mismo precio. De esta forma, los usuarios pueden disfrutar, por ejemplo, de 12GB y 300 minutos nacionales e internacionales por 10 euros o, para los heavy users, 55GB y llamadas nacionales ilimitadas por 40 euros.

Pero la mejora en la capacidad de Internet móvil o el lanzamiento de nuevas opciones competitivas no es el único ejemplo.

A finales de 2020, Movistar estrenó un nuevo sistema para facilitar la activación de tarjetas SIM. De este modo, cualquier cliente que adquiera una SIM prepago de la compañía puede autoactivar el servicio en el momento que desee. Esta nueva posibilidad llegaba, además, pocos meses después de que el operador azul también decidiese dar fuelle a este tipo de planes aumentando los GB y minutos gratis.

Por último, cabe señalar las últimas apuestas de los planes prepago llevada a cabo por Movistar, Vodafone u Orange también sobresalen por dejar de lado las promociones eventuales. Exceptuando fechas señaladas como la Navidad o el verano, el impulso a sus catálogos de tarjeta ha provocado que las compañías no tengan que centrar sus esfuerzos cada poco tiempo en lanzar ofertas agresivas, una tendencia habitual para estas enseñas. Aunque siempre hay excepciones.

Tuenti vuelve a respirar a través del prepago

A pesar de que los grandes operadores del mercado han pasado a centrar sus esfuerzos por ofrecer tarifas prepago competitivas y a buen precio -sin tener que recurrir a promociones especiales- también hay compañías que continúan afianzándose a las ofertas eventuales.

El último ejemplo lo trae Tuenti. La compañía después de otro periodo de letargo vuelve a actualizar su porfolio, aunque tan solo renueva su propuesta de tarjeta. En esta ocasión, la marca hermana de O2, impulsa sus tarifas prepago con una oferta temporal que mejora la capacidad de Internet móvil durante los primeros 6 meses.

Aun así, y a pesar de recurrir a una oferta temporal, lo cierto es que la nueva acometida de Tuenti es otro ejemplo más de que las tarifas prepago continúan más vivas que nunca y que su declive no merma, por ahora, la moral de las grandes compañías.

Temas relacionados seleccionados por la redacción:

Tuenti sale del coma, pero solo en prepago y de forma temporal

Masmóvil, una máquina de comprar operadores de telefonía

Suop lanza una tarifa flash y apuesta por el low cost

Etiquetas: prepago

Sobre el autor

Álvaro Ballesteros

Gasto mis palabras en escribir artículos sobre tecnología y telecomunicaciones. Gran seguidor de la combinación del café-modo avión.

Escribir un comentario

Tu correo electronico no será publicado.
Los campos requeridos están marcados*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.