Meinrad Spenger vuelve a recalcar su idea de no subir las tarifas

Masmóvil: «No somos un operador con servicio cutre»

En el marco del Mobile World Congress, el conglomerado amarillo se desliga de esta imagen con la que se le suele relacionar.

20.000 puntos gratis con Bnext

Masmóvil ya no quiere asociar su imagen a la moda del low cost y mucho menos que el mercado considere que presta un servicio de andar por casa.

La escalada de Masmóvil en 2017 ha tambaleado algunos de los cimientos de los grandes operadores. Tras la adquisición de Pepephone y Yoigo, la compañía liderada por Meinrad Spenger selló un año de récord en el que sumó casi un millón de clientes entre banda ancha fija y líneas móviles de contrato.

El CEO de Masmóvil: «Un euro arriba o abajo en la tarifa ya es menos importante que la calidad del servicio»

Este potente crecimiento, que radica principalmente en el tirón del low cost, hizo reaccionar a los grandes OMR del mercado. También el año pasado se apresuraron a lanzar ofertas combinadas de fibra y móvil de bajo coste a través de sus segundas marcas (Amena) u OMV (Lowi y Tuenti). Sin embargo, Masmóvil quiere empezar a desligar sus marcas (también Pepephone, Llamaya Móvil y Yoigo) a la idea de precios bajos que siempre le ha acompañado.

Un cambio de rumbo que queda patente en las últimas declaraciones por su consejero delegado realizadas en el marco del Mobile World Congress. «No somos un líder low cost», afirmó Spenger tras la presentación de resultados anuales de la compañía. «Tampoco somos los más baratos y no nos es necesario serlo», recalcó en declaraciones recogidas por El Independiente.

Cambio de paradigma: Masmóvil ya no quiere ser low cost

La compañía pretende desprenderse de la etiqueta de bajo coste a pesar de las alegrías que le ha reportado. Quizás se deba a que el cuarto operador últimamente está obsesionado con elevar el ingreso medio por cliente (Arpu, por sus siglas en inglés) y, aunque descarta subir el precio de sus servicios, asegura que la sensibilidad al precio se ha reducido. «Un euro arriba o abajo en la tarifa ya es menos importante que la calidad del servicio», comentó el mismo directivo.

Yoigo, Pepephone y Masmóvil: de qué modo incrementan el gasto medio de sus clientes

Todos tenemos un pasado. A pesar del giro de imagen que ahora busca Masmóvil, hace algunos años, quiso captar la atención de maneras tan peculiares como recurrir a la Princesa del pueblo, Belén Esteban, un Harlem Shake.

Y ante esa última particularidad Spenger se mostró tajante: «No somos un operador con servicio cutre. Nuestro servicio es de mucha calidad y así lo reconocen los premios que recibimos por ello y la satisfacción de los clientes».

De hecho, la compañía presume de ello manteniéndose firmes en lo que respecta a política de precios. «No apoyamos las subidas de cuota. Para nosotros es importante la predictibilidad de la factura, no dar al cliente sorpresas negativas. Quiere tranquilidad y que el servicio sea bueno», señaló el ejecutivo austriaco.

El operador está decidido en mantener la opción de que el cliente pague por lo que necesite, sin incluir extras que inflen su factura mensual. Sin ir más lejos, la llegada de su oferta televisiva se basará en este concepto.

El truco de Masmóvil TV para evitar pagar el canon de Rtve

La reacción de los competidores de Masmóvil

El auge de Masmóvil ha sembrado cierta inquietud entre sus competidores. Spenger aseguró que algunos de sus principales rivales han llegado a ofrecer descuentos de hasta el 50% para aquellos clientes que se vinieran del conglomerado amarillo formado, además de Masmóvil, por Yoigo, Pepephone y Llamaya Móvil.

No obstante, la oposición más firme la tiene desde OMV como Lowi y Tuenti y la segunda marca de Orange, Amena, con el lanzamiento de sus propios planes combinados. Una forma de frenar el ascenso de Masmóvil que en 2017 generó unos ingresos en conjunto de 1.301 millones de euros.

¿Es Masmóvil la causa del nerviosismo de los grandes operadores?

Futuras inversiones de Masmóvil

Por otro lado, ante la posibilidad de seguir comprando oros operadores, como el grupo Euskaltel (que incluye también al gallego R y al asturiano Telecable) para reforzar su posición en el mercado, Spenger descarta esta intención en estos momentos. «Nuestro objetivo está centrado en el crecimiento orgánico», comentó el austriaco en declaraciones a Expansión.

En este sentido, el máximo responsable del conglomerado también desechó una vez más entrar en la puja por los derechos del fútbol. «Los clientes no nos necesitan para lograr contenidos, cada vez están más informados y saben obtener servicios en streaming», afirmó.

No obstante, donde el cuarto operador sí parece decidido a sacar la chequera es en la obtención de las frecuencias de banda ancha de 3,5GHz cuando el Gobierno plantee la correspondiente subasta.

Temas relacionados seleccionados por la redacción:

Aquí hay amor: Masmóvil y Orange planean extender su alianza

El Corte Inglés baja para siempre la persiana de sus tiendas Telecor

Telecor en El Corte Inglés
tarifa de solo fibra de Lowi

Lowi rebaja la cuota de la fibra, pero añade dos años de permanencia

Categorías Masmóvil, Noticias

Sobre el autor

Comentarios

    Escribir un comentario