¿Explota la burbuja de Bq?

Malos resultados para bq
Malos resultados para bq
Tras un año de grandes resultados, 2015 ha hecho explotar la burbuja del fabricante madrileño.

En 2014, Bq se hizo mayor. La trayectoria como fabricante de libros electrónicos y otros dispositivos ya era dilatada, y es cierto que la firma madrileña había logrado hacerse un hueco en el mercado móvil con sus smartphones y tablets.

Con todo, fue el lanzamiento de su familia de terminales Aquaris E en mayo de ese año cuando la marca iniciaría un camino de éxito que se consagraría durante la campaña navideña 2014/2015 con su apuesta por el 4G con el Aquaris E5 4G y por la llegada de una ambiciosa campaña televisiva dirigida por el director de cine Álex de la Iglesia.

Los malditos españoles consiguieron hacer de algunos de sus terminales los smartphones Android más vendidos en España en distinta categorías, y el nombre de bq fue, poco a poco, ganando presencia no solo en nuestro país, sino en el extranjero.

Sin embargo, 2015 no ha cumplido con las expectativas. Ni las de los usuarios, que esperaban terminales menos continuistas (Aquaris M) y menos experimentales (Ubuntu Edition), ni las de la propia bq, que ha asumido que el volumen de ventas no ha alcanzado las cifras esperadas.

Y como recoge El Confidencial, esto ha tenido consecuencias para parte de la plantilla de la firma madrileña. En concreto, para los trabajadores del servicio técnico de bq, tanto de la parte de atención telefónica como de los técnicos encargados de las reparaciones.

Según denuncian fuentes del comité de empresa, en lo que va de año la plantilla se ha visto recortada en 80 trabajadores entre despidos y no renovaciones de contratos temporales. Es una consecuencia directa de la decisión de bq de externalizar parte de los servicios de reparaciones (en garantía o no) a terceras empresas.

Además, los empleados de la compañía denuncian un empeoramiento en la que es, hasta ahora, una de las señas del fabricante, la atención al cliente. Según los trabajadores, Bq ha suprimido el chat online y el número de teléfono de atención gratuita, que ha sido sustituido por un 902.

Bq quiere aclarar las cosas

Como ocurre en este tipo de conflictos, una misma moneda tiene dos caras. Desde bq, el cofundador y director adjunto, Rodrigo del Prado, ha querido lanzar un mensaje de calma y aclarar la situación.

bq
Rodrigo del Prado, uno de los responsables de bq, descarta la posibilidad de que se realice un ERE.

Ante todo, la compañía reconoce que las ventas logradas en 2015 no han cumplido con las expectativas, destacando la «mala campaña de Navidad». De hecho, el ejecutivo recalca que períodos estacionales como la Navidad «requieren más personal», pero que se trata de contrataciones temporales.

En lo que respecta a las externalizaciones, del Prado ha explicado a Xataka Móvil que se trata de «necesidades puntuales», ya que son «incapaces de atender todas las reparaciones en el SAT propio».

Sobre el número telefónico de atención al cliente, el directivo de bq aclara que aquellos usuarios con consultas más básicas, como el estado de una reparación en curso, seguirán teniendo llamadas sin coste, y que el uso del 902 va dirigido a llamadas más complejas que necesitan una atención más personalizada, para «no perjudicar a los que necesitan menos atención».

Por último, del Prado ha querido dejar claro que no entra en los planes de la empresa la posibilidad de llevar a cabo un ERE. Es más, se ha confirmado una reunión entre representantes de los sindicatos y de la empresa para negociar.

Lo que no parece que vaya a echar el freno es la convocatoria de huelga y manifestación de los casi 800 trabajadores del servicio técnico de bq, programada para el jueves 10 de marzo.

Pase lo que pase, esperamos que la solución se resuelva lo antes posible y que no pase factura a ninguna de las partes implicadas, incluyendo a los clientes.

Fuente: El ConfidencialXataka móvil

Temas relacionados seleccionados por la redacción:

Bq pule el metal con el Aquaris X5 Plus

bq Aquaris X5: La firma española se pone elegante

Bq: «No vamos a subir los precios para poder hacer más publicidad»

Compartir

Temas relacionados:

Bq, punto final

Con una deuda cercana a los 41 millones de euros, la firma de móviles española se encuentra en proceso de liquidación.

Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
ResponsableMovilonia Networks España, S.L. +info...
FinalidadGestionar y moderar tus comentarios. +info...
LegitimaciónConsentimiento del interesado. +info...
DestinatariosAutomattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
DerechosAcceder, rectificar y cancelar los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicionalPuedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Movilonia Networks España, SL.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a SiteGround que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad