Cierra 69 tiendas y pierde 12 millones de euros

Malos tiempos para Phone House

Los nuevos hábitos de consumo de los usuarios, así como la elevada competencia, causas principales de esta situación.

Phone House

A pesar de los malos resultados, Phone House sigue liderando la venta de terminales libres en España.

¿Corren buenos tiempos para la industria de la telefonía móvil? Parece mentira que una pregunta aparentemente tan sencilla esconda una respuesta de difícil conclusión.

A grandes rasgos, y sobre todo atendiendo a la magnitud del Mobile World Congress y de todos los productos que se están presentando estos días en Barcelona, es fácil pensar que el sector goza de una muy buena salud.

Lo cierto es que no se puede decir lo contrario: (casi) todo el mundo tiene un smartphone, y cada vez es posible realizar más operaciones con un solo toque en la pantalla de estos dispositivos.

Sin embargo, el mercado está empezando a mostrar claras señales de agotamiento. Una maduración que no solo ha traído consigo la falta de riesgo por parte de los fabricantes en sus nuevos productos, centrándose en mejorar lo existente más que en revolucionar; sino también un descenso evidente en la tasa de renovación de móvil por parte de los usuarios.

El precio, así como las características de los terminales, hace que los consumidores se lo piensen mucho antes de cambiar de smartphone. Y eso se nota en los comercios.

Phone factura un 19% menos que en su anterior año fiscal

Que se lo pregunten a Phone House, que en su último ejercicio fiscal de marzo de 2015, registró una facturación de 382 millones de euros, un 19% menos con respecto al periodo anterior, cuando llegó a los 474 millones, según recoge Sabemos.

Pero eso no es lo peor: el resultado de explotación y los ingresos se sitúan en números rojos, con pérdidas de 15,2 y 12 millones de euros, respectivamente. Esto ha llevado al cierre de 69 establecimientos entre tiendas propias y franquiciados, pasando de 554 a 485 comercios.

En declaraciones al mismo medio, desde Phone House explican que estos cierres se explican por la «operatividad en la ubicación», trasladando y abriendo tiendas en zonas comerciales más rentables. De acuerdo con la compañía, en la actualidad hay unas 500 tiendas.

Por supuesto, las cifras negativas acumuladas tienen su repercusión en la plantilla de empleados de Phone House, que ha pasado de una media de 2.124 trabajadores a 1.951; siendo el departamento comercial el que más se ha resentido por este bache.

¿Una jugada del karma?

Los malos resultados de Phone House hacen pensar en el caso de la división de telefonía móvil de El Corte Inglés, Telecor, que también ha acumulado en los últimos años pérdidas y ha encadenado cierres de tiendas hasta perder en torno a un 60% de los comercios.

Una caída que viene explicada por varios factores, pero en la que Phone House jugó un papel vital. Hay que recordar que hasta finales de 2014 Telecor era la única cadena de tiendas multioperador.

A partir de ese momento, y fruto del acuerdo de Phone House con Telefónica, la marca de El Corte Inglés perdió esta condición, teniendo que competir con un rival con una red de distribución más grande que la suya.

Telecor tampoco puede presumir de estar pasando por su mejor momento.

Telecor tampoco puede presumir de estar pasando por su mejor momento.

Sin embargo, parece que ni este movimiento ha sido capaz de salvar a Phone House de su descenso a los infiernos, del que, como es lógico, tratará de salir en los próximos meses.

¿Qué le pasa a Phone House?

La actual situación de la cadena de tiendas de telefonía móvil es fácil de entender si se tiene en cuenta que los usuarios cada vez son menos proclives a cambiar de móvil de forma habitual.

Cerca de la mitad de los consumidores tarda más de dos años en renovar su viejo terminal; una cifra considerable si tenemos en cuenta que en 2008 el 52% tardaba menos de un año en hacerlo.

Es más, en 2016 se espera que las ventas de gigantes como Samsung y Apple caigan, encadenando un periodo en el que se evidencia que el mercado de la telefonía móvil ha tocado techo. Solo los países emergentes invitan a los fabricantes a ser optimistas.

A esta realidad, de la que no escapan marcas como Phone House o Telecor, hay que sumar la creciente competencia del mercado español. Cadenas como Media Markt no solo ofrecen a los usuarios precios agresivos, sino condiciones de financiación y promociones puntuales difícilmente replicables.

Y eso sin contar con los operadores, que se han convertido en la principal vía para adquirir un nuevo terminal para muchos consumidores.

Algo ha cambiado en el mercado de la telefonía. Por extensión, algo debe cambiar en los proveedores de esta tecnología. Su supervivencia va en ello.

Fuente: Sabemos

Temas relacionados seleccionados por la redacción:

Qué necesito para montar mi propia franquicia de telefonía móvil

Vodafone Wallet permitirá el acceso al trasporte público en 18 ciudades

Vodafone Wallet como acceso al transporte público
Huawuei Matebook portátil convertible

¿Es un tablet? ¿Es un portátil? No, es el Huawei Matebook

Categorías Noticias

Sobre el autor

Redacción Movilonia.com

Portal de contenidos y servicios de telefonía móvil desde 2004. Movilonia.com fue el primer site especializado en ofrecer tarifas móvil de marca blanca y ofrece a diario la mejor información y actualidad sobre el sector telco.

Comentarios

    Escribir un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.