El lado oscuro de los smartphones

Darth Vader
Darth Vader
Hasta el uso de un inocente smartphone puede tener un lado oscuro. ¿Quieres conocerlo?

30/01/2017.-Estar todo el tiempo, en todas partes, conectados a través del smartphone ha supuesto un cambio abismal en muchos aspectos, casi todos positivos. Ser capaces de interactuar a nivel global con solo presionar una pantalla es, sin duda, un avance enorme. Pero al mismo tiempo a nadie se le escapa que este uso inmoderado de la tecnología móvil, tan alejado de la simple llamada o del envío de SMS, ha generado nuevos problemas antes inexistentes a los que debemos hacer frente.

Escribir peor o el Síndrome de la llamada entrante, los primeros síntomas

Aunque para muchos el futuro imaginado por George Orwell en su célebre libro 1984 (con pantallas en cualquier lugar público o privado y control a través de la tecnología) es ya una realidad a día de hoy, los problemas identificados tienen, paradójicamente, un origen más cercano al ámbito privado y psicológico.

cámara en muro
Para muchos, el título de Orwell fue un texto premonitorio sobre la situación tecnológica actual.

Deficiencias detectadas como escribir peor (tanto ortográfica como gramaticalmente), una vida mucho más sedentaria y habernos convertido en seres cada vez más asociales se achacan al abuso de la tecnología.

Sin analizar aún los trastornos más severos, sabemos que nuestro cerebro es capaz de realizar ciertas asociaciones que pueden llegar a jugar en nuestra contra. Un ejemplo simple de este hábito es el denominado «síndrome de la llamada imaginaria», en el que el usuario está convencido de haber recibido una notificación o llamada.

Bien sea porque la mente procesa un sonido similar al timbre como propio, o porque los músculos de la pierna sienten un ligero temblor, la sensación percibida por el individuo es haber recibido una llamada o mensaje real. En los casos más extremos, el sujeto no es capaz de soltar el teléfono pendiente de la siguiente «llamada entrante».

Nuevas enfermedades relacionadas con la telefonía móvil

La nomofobia (acrónimo del inglés no-mobile phone phobia), es ya un trastorno de ansiedad plenamente reconocido por la comunidad científica. Hace referencia al pánico que sienten ciertas personas al hecho de dejarse el móvil en casa o quedarse sin batería en la calle.

Mujer mordiéndose las uñas.
Hay personas que sientenuna  ansiedad incontrolable si sospechan que pueden quedarse sin batería en su móvil.

Estos individuos sienten una fuerte dosis de ansiedad si no pueden consultar su dispositivo. El Centro de Estudios Especializados en Trastornos de Ansiedad (CEETA) atribuye a este síndrome síntomas propios de la ansiedad aguda tales como inestabilidad, agresividad, dificultades de concentración, malestar general (dolores de cabeza y de estómago), hipervigilancia e inquietud a estar desconectado y aislado.

Sin llegar a extremos patológicos, quizás todos hayamos presenciado casos de phubbing (del inglés phone+ snubbing -despreciar-), compotamiento por el que ciertas personas se aislan e interactúan con su móvil mientras ignoran a los interlocutores presentes y a su entorno.

La preocupación por los cambios de comportamiento asociados al uso del móvil va en aumento

El caso se ha tomado muy en serio por algunos restaurantes de Estados Unidos donde los consideran mucho más que un simple acto de descortesía, y han prohibido el uso de cualquier aparato electrónico durante sus servicios.

Más allá de la conveniencia o no de aplicar este tipo de medidas, existe un dato preocupante: cerca del 87% de los adolescentes prefiere comunicarse a través de aplicaciones de mensajería instantánea que hacerlo cara a cara.

Se han descrito, incluso, episodios de cibermareo (malestar al utilizar dispositivos de realidad virtual) y cibercondria (personas que sienten hipocondria al leer sobre enfermedades en su teléfono móvil).

Mujer hablando por teléfono
Existen raras enfermedades asociadas a un uso abusivo de la tecnología móvil.

Al final, a todos nos pasa un poco ¿o no?

Aunque todos estos trastornos están en alza, deberían dejarnos a la reflexión datos sobre el uso que hacemos de nuestro smartphone como que los usuarios consultamos unas 34 veces al día nuestro teléfonos móviles de media o que el 53% sentimos cierto grado de angustia si nos lo dejamos olvidados en casa.

Los que hemos conocido el planeta antes de la aparición de los teléfonos móviles tenemos muy presente que ejercitamos en un grado muy inferior nuestra memoria hoy en día debido a que ya no es necesario memorizar ni siquiera el teléfono de nuestra pareja.

¿Pero quién no recuerda todavía el teléfono fijo de la casa de sus padres?

Temas relacionados seleccionados por la redacción:

Uno de cada tres internautas españoles mide su salud desde su móvil

Cómo afecta a la salud el (mal) uso de móviles y tablets

Compartir

Temas relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
ResponsableMovilonia Networks España, S.L. +info...
FinalidadGestionar y moderar tus comentarios. +info...
LegitimaciónConsentimiento del interesado. +info...
DestinatariosAutomattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
DerechosAcceder, rectificar y cancelar los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicionalPuedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Movilonia Networks España, SL.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a SiteGround que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad