La compañía factura 1.235 millones de euros en el primer trimestre de su año fiscal

Vodafone mira hacia arriba

Ono y su despliegue de redes de nueva generación, claves en el nuevo impulso del operador.

El OMR puede estar de enhorabuena en comparación con los datos de hace un año

El OMR puede estar de enhorabuena en comparación con los datos de hace un año.

24/07/2015.- Crecer en un sector tan competitivo como es el de las telecomunicaciones siempre es un motivo para estar de enhorabuena. La lucha constante entre operadores provoca que cada cliente valga su peso en oro. Y tras las continuas pérdidas provocadas por los planes low-cost lanzados por los diferentes OMV,  los grandes OMR comienzan a ver un nuevo horizonte lleno de esperanzas.

Si en los datos de portabilidades correspondientes al mes de junio era Movistar la que podía volver a sonreír, ahora es Vodafone la que puede hacer lo propio. ¿Su razón? Los resultados obtenidos el primer trimestre de su año fiscal en el periodo correspondiente entre el 1 de abril y 30 de junio de 2015.  Y eso a pesar de que durante estos meses la compañía ha logrado facturar 1.235 millones de euros, lo que equivale a una pérdida del 0,8% en comparación con los datos del mismo ciclo de hace un año.

¿Éxito asegurado en la convergencia?

Estos datos no se entenderían sin la convergencia entre operadores. No se pueden obviar los efectos positivos que ya están teniendo estas fusiones. Vodafone y Ono es una gran prueba de ello. Desde su unión con Ono, esta ha aliviado continuamente las pérdidas de la compañía británica. Sobre todo, porque la demanda está virando hacia los planes combinados aunando teléfono fijo, fibra óptica y móvil.

De hecho, desde su lanzamiento en el mes de abril Vodafone One ya ha sumado 290.000 clientes. Por otro lado, la compañía cuenta con una cartera de clientes de 2,85 millones en banda ancha fija, lo que supone un ingreso de 42.000 clientes más en comparación a los meses anteriores. De ellos, 1.768 usuarios corresponden a los servicios de fibra de Ono. Aunque no se detiene al estar preparando su llegada a Extremadura, País Vasco y Asturias.

Habrá que esperar a los planes de Orange y Jazztel para confirmar esta tendencia, y adquisiciones como la de R por parte de Euskaltel, aunque sus efectos positivos comienzan a ser una realidad.

Una apuesta firme por el 4G

Durante las últimas semanas Vodafone ha venido reforzando sus servicios sobre las redes LTE con mejor cobertura en las localidades más turísticas del país. La operadora sabe que realizar las maniobras adecuadas en este terreno reforzaría su cartera de clientes, sobre todo en líneas móviles. En el trimestre la compañía ha aumentado en 435.000 clientes con servicios 4G, superando, de este modo, los 3,3 millones de usuarios. También crecieron sus clientes de contrato móvil con 54.000 usuarios más alcanzando, de este modo, los 14,1 millones de usuarios.

Los esfuerzos no cesan en el operador cuya cobertura 4G ya alcanza el 80% de la población en España. De hecho, 1.600 municipios repartidos por todo el territorio nacional ya disfrutan de estos servicios, 300 más que al terminar marzo.

La televisión, el último campo de batalla

La llegada de Movistar+ ha alzado a Movistar como el gigante de la televisión de pago. Ha abierto un nuevo frente en el que tanto Vodafone como Orange tendrán que ponerse a trabajar si quieren llegar a plantar cara al OMR. Ambas compañías han pensado en Netflix como un potencial aliado, aunque Orange ya haya decidido pasar por el aro de Movistar.

Sin embargo, Vodafone continúa a la espera, viendo como su servicio de televisión no funciona tan mal. La compañía ha aumentado su cartera en este campo con 33.000 nuevos clientes, llegando a los 821.000 usuarios, de los cuales 474.000 corresponden a su plataforma TiVo.

La pelota, en el tejado de los OMV

Los buenos resultados que están cosechando últimamente varios OMR han provocado que el futuro de los OMV se vea con más escepticismo que entusiasmo si nos referimos a las líneas móviles, en donde operadores virtuales independientes del sector tan sólo acaparan el 8%.

Aunque muchos usuarios continúen buscando ofertas low-cost, en donde los operadores virtuales tienen todas las de ganar, el crecimiento de los planes convergentes es un enemigo al que tendrán que hacer frente si no quieren ver como el número de clientes se reduce.

Temas relacionados seleccionados por la redacción:

Portabilidades de junio de 2015: Movistar frena su caída casi un 40%

Vodafone compra Ono por 7.200 millones de euros

Vodafone One, la nueva oferta convergente de Vodafone y Ono

Comienza el baile: Euskaltel compra R

Movistar+ es oficial: Precios y características de la nueva oferta televisiva de Movistar

Movistar+ tiene a un enemigo en el horizonte: Netflix

Orange pasa por el ‘aro televisivo’ de Movistar

OMV: ¿Un éxito menguante?

Movistar no cuida su red de ADSL

Robo a Euskaltel

Categorías Noticias, Vodafone

Sobre el autor

Comentarios

    Escribir un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.