Sus beneficios caen un 3,8% en España

Orange necesita un impulso

Presenta sus últimos resultados financieros antes de mostrar las consecuencias de la integración de Jazztel.

oferta especial Movilonia Finetwork tarjeta PIN regalo
¿Ayudará Jazztel a alcanzar a sus competidores más directos?

¿Ayudará Jazztel a alcanzar a sus competidores más directos?

29/07/2015.- En el momento de lanzar una determinada tarifa o un nuevo plan siempre surge cierta incertidumbre de cómo será la acogida que recibirá por parte de los usuarios. Por eso los resultados financieros siempre son un buen indicativo de cómo están funcionando las diferentes estrategias de los operadores. Si recientemente conocimos como Vodafone comenzaba a mirar hacia arriba gracias a su unión con Ono, ahora le ha llegado el turno a Orange.

La filial de France Télécom ha presentado los resultados financieros correspondientes al segundo trimestre del año, en donde la compañía ha frenado su caída en la facturación. Si en los primeros meses del año el operador naranja habían descendido en un 5%, la bajada se ha reducido hasta la mitad, es decir, un 2,5%, lo que equivale a 920 millones de euros.

Una buena tendencia que se confirma con el resultado bruto de explotación (EBITDA) el cual ha llegado a los 420 millones de euros, un 9% en relación al año anterior. En cuanto al beneficio neto, Orange se embolsó 1.099 millones de euros 89,2% más que en el mismo periodo de 2014. Sin embargo, en España la realidad es bien distinta ya que en el primer semestre del año los beneficios de la empresa han tenido un retroceso del 3,8% si se comparan con el mismo periodo del año anterior.

Despacito y con buena letra

Pero los ingresos y beneficios no lo son todo. Sin duda la nota positiva la ha puesto el ingreso de clientes, el cual ha aumentado prácticamente en todos los segmentos. Al finalizar el primer semestre del año, Orange cuenta en España con una cartera de 16,37 millones de clientes. 12,85 millones corresponden a líneas móviles, fracción en donde ha habido un incremento de 436.000 nuevas líneas.

Aunque su futuro no parezca muy alentador, los operadores móviles virtuales (OMV) continúan siendo una buena fuente de ingresos de las compañías. En el caso de Orange su cartera de clientes ha aumentado en 561.000, alcanzado la cifra de 3,51 millones de usuarios.

En el apartado de servicios fijos sigue creciendo. 211.000 nuevos clientes han hecho alcanzar los 2,04 millones de clientes en este segmento que gana cada vez más peso en los grandes OMR. Un hecho que hace patente el viraje del mercado a los paquetes combinados.

Buen ritmo en la convergencia

La tendencia durante los últimos meses ha quedado clara. Las ofertas convergentes en donde se aúna teléfono fijo, fibra óptica y móvil son el campo de batalla en donde los operadores van a luchar con mayor ímpetu para llenar sus respectivas carteras de clientes. Vodafone y Movistar parecen sacar bastante ventaja en este terreno aunque Orange todavía no ha dicho su última palabra.

Los recientes resultados presentados por la compañía gala son los últimos en los que no se mostrará las consecuencias de la integración de Jazztel, la cual se presenta como una pieza clave en el impulso de sus servicios de fibra óptica y por consiguiente de los planes combinados.

Sin quitar ojo a la televisión

Tras el lanzamiento de Movistar+, la compañía azul se ha convertido en el auténtico gigante de la televisión de pago. Un hecho que ya han denunciado tanto Vodafone como Orange, aunque esta última haya decidido finalmente pasar por el aro al decidir pagar 60 millones de euros para ofrecer la Liga BBVA a sus clientes. Sin embargo, no es algo que sea suficiente si la compañía quiere plantar cara de verdad a Movistar. A la espera de su desembarco en España, Netflix todavía puede ser el gran aliado tanto para la compañía naranja como para la británica.

Por último, a finales del pasado mes de junio, Orange contaba con una bolsa de clientes de 248,25 millones, lo que supone un incremento de 10,8 millones en comparación al año anterior. Pero en nuestro país la compañía debe seguir trabajando si quiere ponerse a la altura de sus dos competidores más directos, Vodafone y Movistar.

Fuente: El Economista

Temas relacionados seleccionados por la redacción:

Vodafone mira hacia arriba

OMV: ¿Un éxito menguante?

Movistar+ es oficial: Precios y características de la nueva oferta televisiva de Movistar

Orange pasa por el ‘aro televisivo’ de Movistar

Movistar+ tiene a un enemigo en el horizonte: Netflix

Masmóvil sigue adelante con la compra de activos de Jazztel

Consejos para seguir navegando a máxima velocidad

Categorías Noticias, Orange

Sobre el autor

Escribir un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.