La Policía teme que el engaño también afecte a usuarios finales e inversores

La estafa de Freedom 251, el móvil de menos de 4€, o cuando lo barato sale caro

Ringing Bells, la empresa que está detrás de este smartphone hindú, está acusada de estafa tras la denuncia de varios de proveedores.

Las autoridades han tenido que actuar de nuevo por el presunto fraude del Freedom 251 en India.

El mercado de los smartphones está lleno de infinitas posibilidades. La ingente oferta presente es un buen ejemplo del conocido dicho «para gustos, los colores» pero, por desgracia, también existen algunos casos que hacen mirar con recelo las apuestas de algunos fabricantes. El último protagonista nos lleva a la India, donde el smartphone Freedom 251, conocido por su microscópico precio, se encuentra ahora bajo sospecha.

El Freedom 251 es un teléfono cuyo precio apenas supera los 3 euros. Eso es lo que prometía Mohit Goel, fundador de la empresa Ringing Bells (el fabricante de este móvil low cost), quien ha sido detenido recientemente acusado de un delito de estafa que afecta a varias zonas del país.

Los distribuidores del Freedom 251 fueron los que dieron la voz de alarma

La voz de alarma la dieron varios distribuidores del Freedom 251 cuando se percataron de que los pedidos que habían pagado no contenían las unidades encargadas, por lo que exigieron la devolución del dinero o la entrega del material.

La compañía, propiedad de Goel, se negó y hasta les invitó a que le denunciaran. Tras una investigación, la Policía ha destapado al menos cinco casos donde la compañía se habría aprovechado gracias a Freedom 251. El ejemplo más llamativo es el de la empresa Ayam Enterpises que, después de haber recibido un pedido de 45.000 dólares, se percató que este no contenía todos los smartphones solicitados y los que habían llegado eran una calidad muy inferior a la esperada.

Akshay Malhotra, dueño de Ayam Enterpises, reclamó el importe del pedido y solo recibió una parte. Poco después de conocerse el caso, distribuidores de toda la India han alertado a las fuerzas de seguridad del mismo problema.

Sin embargo, el mayor miedo para las autoridades del país es que el engaño se haya extendido también a clientes particulares, ya que el smartphone está disponible para su venta desde la web de Ringing Bells. Además, distribuidores y otros usuarios podrían no ser los únicos afectados, ya que la estafa también podría impactar sobre algunos inversores.

El bajo precio del Freedom 251 parecía suficiente para garantizar su éxito.

Freedom 251: las mentiras tienen las patas muy cortas

Aproximadamente un año es lo que ha durado la aventura de este smartphone que tenía como objetivo captar a una gran masa crítica de usuarios en mercados emergentes como la India. Su mayor valor se encontraba en el escaso precio de este dispositivo, 251 rupias (de ahí su apellido), o lo que es lo mismo 4 dólares o poco más de 3 euros al cambio. El Freedom 251 cuenta con una pantalla de 4 pulgadas, 1GB de memoria RAM y un almacenamiento interno ampliable de 8.

No obstante, está claro que en este caso lo barato ha salido muy caro, tal y como apuntan las primeras sospechas de la policía India y la posible estafa del Freedom 251 sería un nuevo caso para añadir a la cada vez más extensa lista de las engaños de la telefonía móvil.

Una mentira que, en cierto modo, ya había sido anunciado desde diferentes sectores. En concreto, fue la Asociación India de Celulares (ICA, por sus siglas en inglés) la que ya advirtió en su momento que en el caso de emplear las formas de producción y suministro más baratas, el coste del smartphone no podría ser inferior a los 40 dólares.

Otras promesas incumplidas en el sector de los smartphones

No hace falta irse hasta un país tan lejano como la India para hallar malas prácticas en el sector de los smartphones. Sin salir de España nos encontramos con varios casos recientes e igualmente lamentables.

Nos referimos a las marcas Zetta y MyWigo. En el caso de la enseña valenciana desde Movilonia.com pudimos conocer que Cirkuit Planet (la empresa que comercializa estos smartphones) engaña a sus usuarios y distribuidores anunciando que la cámara frontal de su modelo MyWigo UNO Pro ofrece una resolución de 8MP cuando la realidad no llega más que a 5.

cámara frontal MyWigo UNO Pro

La cámara frontal del MyWigo UNO Pro, el buque insignia de Cirkuit Planet, en realidad ofrece casi un 40% de resolución de la que se anuncia.

Y no es la única mentira ya que poco después también descubrimos que otro de sus modelos, el MyWigo Excite GIII, camufla la verdadera capacidad de su batería bajo una pegatina.

En el caso de la empresa Movishark Europa, dueña de la marca extremeña Zetta, la estrategia era parecida en muchos aspectos. El escándalo saltó a finales de 2016 cuando quedó patente que en lugar de desarrollar sus smartphones desde Zafra (Badajoz), se limitaban a remarcar dispositivos de Xiaomi y Doogee. Además, al igual que MyWigo, también anunciaban ciertas prestaciones inexistentes en el embalaje de los productos.

Vía: El Economista

Temas relacionados seleccionados por la redacción:

Sale a la venta Freedom 251, el smartphone hindú de menos de 4 euros

La cara B de Vodafone: otras subidas de precios (además de las cuotas)

Las listas negras y la importancia de consultar el IMEI

Categorías Noticias

Sobre el autor

Comentarios

  1. Galadrim
    Galadrim 3 marzo, 2017, 12:25

    La primera vez me pareció bien que el tema de MyWigo lo publicarais, pero lo estáis metiendo con calzador en todas las noticias que podéis, dejando bien claro que le tenéis un rencor brutal.

    Responder
    • Xavi
      Xavi 4 marzo, 2017, 00:17

      Razón no les falta . Y es denunciar una estafa . Donde está el problema ?

      Responder
  2. Nick
    Nick 11 marzo, 2019, 19:18

    Ayer me trague un palo

    Responder

Escribir un comentario