El 75% de los españoles es adicto al móvil; no estás solo.

¿Sientes pánico si te dejas el móvil en casa? Eres adicto, pero puedes superarlo

Lo primero es admitirlo. Luego tener voluntad. Finalmente hacerlo.

oferta exclusiva Movilonia.com: suscripción de Movistar+ Lite por 9,6€
nomofobia

¿Vas al baño con el smartphone? Podrías ser nomofóbico.

09/03/2016.- ¿Vuelves a casa si te has dejado el móvil (un estudio asegura que el 70% de los usuarios revisa si lleva su smartphone antes de salir)? ¿Consultas el teléfono para mirar la hora y a los pocos segundos tienes que volver a consultarlo porque no la has visto? ¿Consultas una y otra vez Facebook y Twitter mientras esperas el autobús? ¿Recuerdas lo que es tomarte un café sin mirar tu WhatsApp? ¿Buscas en Google información para tener la última palabra en una conversación?

Si has contestado a estas preguntas que sí, no hay duda, eres un adicto al móvil.

Puede que no estés como para desintoxicarte, ni para ir a una de las clínicas médicas que proliferan y donde te curan la adicción (que por cierto es comparable a la adicción a las compras compulsivas). Tampoco creemos que vayas a ser una de esas desafortunadas personas que han muerto mientras trataban de hacerse un selfie. Que por cierto, ya hay más muertes por selfies que por ataques de tiburón.

Los smartphones me han quitado protagonismo.

«Los smartphones me han quitado protagonismo».

Pero lo que está claro es que eres nomofóbico. No te estamos insultando, ni mucho menos. De hecho, y según este estudio publicado en Abc, la nomofobia es un mal que afecta ya al 75% de los españoles.

Este trastorno es el miedo irracional a salir de casa sin teléfono móvil. Y no solo eso, también puede hacer referencia a la necesidad de ir con el dispositivo a todos lados. A hacerte un sándwich a la cocina, a limpiarte las manos antes de comer, a bajar la basura…

Si quieres averiguar si eres o no adicto al móvil puedes responder las preguntas que Caglar Yildirim, investigador de este fenómeno, ha elaborado. Las respuestas deben ser del 1 al 7, dependiendo del grado de identificación de cada uno.

Si el test te da como resultado que eres un adicto a tu móvil, no te apures. Te ofrecemos una serie de consejos que aliviarán esta dependencia y que probablemente te conviertan en una persona más feliz.

La nomofobia se puede superar, siempre que haya voluntad

Como todo en la vida, nos cuenta Beatriz Cuéllar, psicóloga, «una adicción nunca es positiva« principalmente porque modifica nuestra conducta para dar respuesta a ese elemento que nos obsesiona.

Por ese motivo lo principal es que ese objeto (el móvil en este caso) no modifique nuestra vida. Si consideras que ya es demasiado tarde y que el smartphone es parte irreductible de tu vida, hay que pasar a la acción. Nos deja nos consejos:

Lo primero, dice Cuéllar, es darse cuenta de que tenemos un problema. Si has hecho el test (y eres oficialmente un adicto al móvil) pero aún no consideras que tienes un problema, bájate la aplicación Checky, que responde a una pregunta muy simple: ¿cuántas veces consulto mi móvil al día?

checky app

Con esta aplicación al menos sabrás cuántas veces consultas el móvil al día.

Una vez admitido y siempre y cuando queramos cambiar esta conducta (algo muy importante), empecemos por poner pequeños objetivos cotidianos: reducir el número de veces que consultamos el móvil, dejar el terminal en el salón o cualquier otro sitio que no sea el dormitorio cuando dormimos (ya sabemos lo que piensas… ¡cómprate un despertador de los de toda la vida!) o hacer el trayecto al trabajo o a clase sin consultar el dispositivo.

Por descontado, nada de consultar el teléfono durante comidas o cenas. Si lo haces solo, prueba con una lectura.

Otro de los aspectos importantes, sobre todo por lo inconsciente del asunto, es que muchos estamos acostumbrados a tener el teléfono en la mano constantemente. ¿Qué tal si lo cambiamos por otro objeto? Puede ser un paquete de kleenex, un bolígrafo o un libro.

Extiende el hábito entre tus amigos, familiares y pareja. Esto es fundamental porque todos conocemos ese momento en el que tu acompañante consulta su móvil y, como si de un acto reflejo se tratara, haces lo propio con el tuyo. Aguanta el tipo y empieza una conversación con quien esté mirando su dispositivo.

Pero como nos repite la experta, lo primordial para superar cualquier adicción es la voluntad.

 

Yoigo: Las subidas de precio de las tarifas no son «decentes ni competitivas»

CEO de Yoigo
Screen Fusión de Movistar

Movistar no consigue colocar sus televisores

Categorías Noticias
Etiquetas: nomofobia

Sobre el autor

Manuela Orós

Tan virtual como real. Observadora, admiradora y entusiasta. Me gusta el café sin azúcar y la playa en invierno. Ah, y también escribo sobre movilidad y empresas.

Comentarios

    Escribir un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.