La creciente aparición de amenazas hace necesario tomar algunas medidas sencillas

8 recomendaciones para tener un móvil más seguro

No hay que ser un genio en ciberseguridad, ni mucho menos, pero hay que saber lo potente que es la herramienta que tenemos en nuestras manos.

oferta exclusiva Movilonia.com: suscripción de Movistar+ Lite por 9,6€
móvil seguro

Con un smartphone conviene ser consciente de que lo que tenemos entre las manos es mucho más que un simple teléfono móvil.

Aunque muchos no se den cuenta, la inmensa mayoría de los smartphones disponibles actualmente son bastante más potentes que los ordenadores de hace una década. Y si por aquel entonces nos tomábamos la molestia de tomar medidas para evitar brechas en la seguridad, ¿por qué nos tomamos tan a la ligera los riesgos que rodean a nuestros móviles? Y más teniendo en cuenta que los llevamos a todas partes y las posibilidades de perderlos o de sufrir un hurto o robo son mucho mayores.

Este hecho es especialmente llamativo si tenemos en cuenta la cantidad de valiosa información que almacenamos en el smartphone. En el fondo son un ordenador de bolsillo que contiene no sólo fotos, vídeos y contactos, sino que también da acceso a cuentas bancarias, tarjetas de pago…

No hay que ser ningún experto en ciberseguridad para poner las cosas más difíciles a esos amigos de lo ajeno ávidos de colarse en nuestros dispositivos. Basta con tomar una serie de precauciones. Estas siete recomendaciones, algunas son puro sentido común, pueden prevenir un buen disgusto:

1. El bloqueo: una primera barrera vital

Es normal que algunos consideren un incordio tener que introducir un código de seguridad (PIN) o un patrón de desbloqueo. Sobre todo cuando consultamos muy a menudo el móvil o las notificaciones de WhatsApp u otras apps.

Sin embargo, este es un procedimiento fundamental para evitar un fácil acceso al contenido del móvil en caso de perderlo o que nos lo roben. Incluso para mantener alejados a curiosos y mirones de nuestro entorno.

Si el smartphone cuenta con sensores biométricos (como el lector de huellas o el reconocimiento facial), también es recomendable tenerlo activado. Además, el desbloqueo es mucho más rápido, casi instantáneo, y mucho más seguro que un sencillo código de cuatro dígitos.

Patrones de desbloqueo del móvil: ¡Qué predecibles somos!

2. Nadie tiene que saber quién te escribe por WhatsApp

Volvemos al punto anterior: es muy cómodo poder leer los mensajes de WhatsApp y otras aplicaciones sin tener que desbloquear el teléfono, pero a su vez eso supone un riesgo innecesario para nuestra privacidad.

Tampoco lleva tanto tiempo desbloquear el teléfono, ¿no?

3. El Bluetooth, sólo cuando sea necesario

Los expertos recomiendan reducir el número de alternativas a las que puedan recurrir los ciberdelincuentes para atacar. Las conexiones Bluetooth tienen muchas ventajas, pero también entrañan sus riesgos porque puede ser una puerta de acceso al teléfono. De modo que, siempre que necesitemos usar este tipo de conectividad, es mejor desactivarl.

Es, además, algo que la batería del móvil agradecerá porque tener conectado continuamente el Bluetooth reduce su autonomía.

imaginBank

La popularización de los servicios bancarios móviles hace aún más necesario tomar determinadas precauciones.

4. Aprovecha las posibilidades del teléfono

Los iPhone cuentan con opciones como la aplicación Find My iPhone, que permite rastrear el móvil en caso de pérdida o robo y borrar los datos a distancia para convertirlo en un carísimo, pero bonito pisapapeles.

En Android también existen varias alternativas similares. Eso sí, tanto en un caso como en el otro, no basta con tener la aplicación: también hay que configurarla adecuadamente para que, llegado el caso, se pueda recurrir a ella.

5. Vigila las conexiones WiFi abiertas

Tener la posibilidad de estar conectados a Internet sin tener que consumir la tarifa de datos siempre es algo positivo, pero no a cualquier precio.

No sólo hay que priorizar las redes privadas (VPN) sobre las públicas, sino que hay que tener en cuenta que los tipos de cifrado más seguros (que podemos consultar en los detalles de la red WiFi seleccionada) son los WPA o WEP.

Además, hay que comprobar que se está navegando utilizando el protocolo HTTP seguro (las páginas comienzan https).

Los puntos públicos para cargar la batería, nueva puerta de entrada para los virus

6. Smartphone prevenido, vale por dos

En lo que respecta al proceso de verificación del terminal, como hemos explicado anteriormente, es fundamental contar con una primera barrera de seguridad en forma de código de bloqueo o huella dactilar; pero si es posible, no hay que quedarse ahí.

Puede ser un engorro, pero dar otra capa de protección adicional a ciertos contenidos es un añadido que se debe considerar. Por ejemplo, que para acceder a las aplicaciones bancarias o a la galería de imágenes que sea necesario introducir otro código de seguridad extra más allá del de desbloquear la pantalla.

7. Ojo a las aplicaciones que piden demasiado

Son muy pocos (por no decir ninguno) los usuarios que se leen los términos y condiciones de uso de las aplicaciones que descargan en sus móviles.

«WiFi gratis a cambio de su hijo»

Por eso, se desconoce la cantidad de datos a la que acceden apps como Facebook Messenger, que exigen más de una treintena de permisos.

Esto no implica necesariamente un problema si la aplicación es segura. Sin embargo, si no lo es, y cada vez hay más apps fraudulentas pululando por las tiendas de aplicaciones (incluso las oficinales), conviene no dar más permisos de acceso que lo estrictamente necesarios.

Por ejemplo, si la descarga es una app de información meteorológica, ¿para qué otorgarle acceso a los contactos, fotos, cámara, micrófono…? Como mucho bastaría con permitirle que conozca nuestra ubicación en este caso concreto.

8. Las actualizaciones suelen corregir bugs y fallos de seguridad

Por último, es importante que el smartphone esté, en la medida de lo posible, actualizado a la última versión del sistema operativo, que siempre va a tender a eliminar posibles amenazas que hayan podido surgir anteriormente.

Y lo mismo ocurre con las aplicaciones. Sus respectivos desarrolladores continuamente lanzan actualizaciones que no sólo añaden nuevas funcionalidades, sino que también corrigen fallos o vulnerabilidades que pudieran tener hasta entonces.

Temas relacionados seleccionados por la redacción:

Ese viejo smartphone puede ser un caramelo para los hackers

5 usos para un viejo smartphone

Movistar lanza una nueva forma de vivir las aplicaciones móviles

Vodafone pone la guinda a su televisión con cinco nuevos paquetes

Categorías Apps, Noticias

Sobre el autor

Redacción Movilonia.com

Portal de contenidos y servicios de telefonía móvil desde 2004. Movilonia.com fue el primer site especializado en ofrecer tarifas móvil de marca blanca y ofrece a diario la mejor información y actualidad sobre el sector telco.

Comentarios

    Escribir un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.