Se incurre en un delito de tipo penal con una multa de 6 a 12 meses

Qué consecuencias puede tener el interponer una denuncia falsa por robo de móvil

La Policía muchas veces detecta a los falsos denunciantes porque caen en incongruencias a la hora de exponer los hechos.

10 euros gratis con Bnext
robo de móvil

Denunciar un falso robo (cuando ha sido un hurto o una pérdida por descuido) es un delito que acabe acarreando antecedentes penales.

Los smartphones están en todas partes. La tasa de penetración en España es muy elevada (España es, tras Singapur, el segundo mercado a nivel mundial), y el hecho de que los llevemos encima en todo momento, sumado a su gran valor económico (muchos de los de gama alta superar los 1.000 euros) y la información personal que contienen, los han convertido en uno de los principales objetivos de los amantes de lo ajeno.

Dispositivos como el nuevo Apple iPhone XR, el Samsung Galaxy S9 y otros flagships son especialmente codiciados. Y no es ningún secreto que el robo de teléfonos móviles aumentado cada año en España: se estima que cada dos minutos se sustrae un smartphone en nuestro país.

El coste de determinados equipos, sumado al temor de que le ocurra al teléfono, lleva a cada vez más usuarios a considerar la posibilidad de contratar un seguro para móviles que cubra distintos siniestros: rotura, avería, robos

pantalla rota de smartphone

Los seguros para móviles no solo cubren casos de robo, sino también otras contingencias como rotura de pantalla tras un golpe o caída.

Sin embargo, en el caso de los robos, hay que saber diferenciarlos de los hurtos y pérdidas, tal y como aconseja cualquier abogado o profesional del sector de los seguros.

La mayor parte de las compañías aseguradoras solo cubren el primer caso; es decir, cuando ha habido un uso de la fuerza por parte del ladrón. Pero en el caso de hurtos o pérdidas, la mayoría de las pólizas no se hacen cargo de este tipo de situaciones y por eso se producen muchas denuncias falsas.

Las denuncias por sustracción de móviles han crecido un 28% en apenas dos años. Muchos asegurados no tienen reparo a la hora de presentar una denuncia falsa con tal de renovar su smartphone o conseguir uno más actual.

Pero, ¿qué supone presentar una denuncia falsa por el robo de un teléfono móvil? ¿Cuáles son las consecuencias e implicaciones?

¿Qué hacer si pierdes o te roban el móvil?

Hacer una denuncia falsa es delito

Como explica el abogado Juan Luis García Arvelo, el Código Penal recoge en los artículos 456 y 457 las penas relativas a «la acusación de denuncias falsas y de la simulación de delitos».

En el caso que nos incumbe, habría que fijarse en el artículo 457, en el que la pena para aquella persona que «interponga una denuncia falsa o simulara ser víctima de una infracción penal» (en este caso, un robo) sería de una multa de 6 a 12 meses.

Una sanción económica que decide el juez y que va de 3 a 10 euros al día, aunque «normalmente ponen de 3 a 6 euros», explica García Arvelo. Es decir, que en el mejor de los casos, el total a pagar por una multa de 6 meses es de poco más de 540 euros.

Comisaria de Policía de Playmobil

Acudir a una comisaría de policía e interponer una denuncia falsa no es ningún juego.

Eso sí, «hay que tener en cuenta que el tipo de procedimiento depende de la cuantía de lo que se sustraiga», apunta el letrado:

  • Juicio de delitos leves. Si el importe del móvil que el falso denunciante dice que le han robado tuviera un valor máximo de 400 euros, se consideraría un delito leve, por lo que se celebraría un juicio; un procedimiento sencillo en el que ni es obligatorio la presencia de un abogado. Hasta el 1 de julio de 2015, momento en que entró en vigor la Ley Orgánica 1/2015 de 30 de marzo que modificó y endureció el Código Penal, este proceso se denominaba juicio de faltas, y no implicaba antecedentes penales. Con el cambio de falta a delito leve, este último sí entraña antecedentes penales en caso de condena.
  • Procedimiento abreviado. En casos en los que el móvil falsamente robado costase más de 400 euros estaríamos ante un delito. Así, el juez «abrirá las correspondientes diligencias previas de investigación y, si sigue habiendo indicios acusatorios, se iniciará un procedimiento abreviado que conllevaría no solo la pena, sino costas judiciales y tendría antecedentes penales».

Además, si hay una acusación particular (por ejemplo, la empresa aseguradora), esta podría pedir una compensación por daños y perjuicios.

robo de móvil

El endurecimiento del Código Penal ha sustituido las faltas por los delitos leves, que sí implican antecedentes penales en caso de ser condenados.

Se pilla antes a un mentiroso…

La portavoz de Policía, María Fernández, asegura a Movilonia.com que en estos casos «la mayoría de la gente no sabe que puede estar cometiendo un delito«. Y lo que es peor para el falso denunciante: no suele ser difícil pillarle.

«Cuando se recoge la denuncia, se le pregunta todo sobre el robo: modelo de teléfono, descripción del atacante, calle en la que ha ocurrido, la hora… En la propia denuncia se pueden ver incongruencias«, explica Fernández.

Pasado este primer filtro y en caso de que la denuncia siguiera adelante, el caso pasaría a un equipo de investigación «que lo trataría como cualquier otro delito», y es ahí cuando la prueba del algodón no suele fallar, ya que basta una simple grabación de cámaras para descubrir al defraudador.

Sabiendo todo esto, ¿merece la pena jugársela?

Temas relacionados seleccionados por la redacción:

El robo de móviles crece en España

Un paso adelante para reducir los robos de móviles

Seguro para móviles, smartphones y tablets

Digi lanza su fibra óptica desde 25 euros al mes

precios de la fibra Digi

Cuánto cuesta la identificación de llamada del fijo en cada operador

Categorías Noticias

Sobre el autor

Redacción Movilonia.com

Portal de contenidos y servicios de telefonía móvil desde 2004. Movilonia.com fue el primer site especializado en ofrecer tarifas móvil de marca blanca y ofrece a diario la mejor información y actualidad sobre el sector telco.

Comentarios

  1. Patry
    Patry 19 abril, 2016, 01:41

    ¿Qué hay de la prescripción del delito ante una denuncia falsa o simulación? ¿Empieza a contar desde la propia interposición de dicha denuncia o puede que si, por ejemplo, 20 años después, se tienen indicios de que aquella denuncia fue falsa se lleve a cabo algún tipo de procedimiento contra el denunciante? El CP establece el tiempo de prescripción pero no desde cuándo empieza a contar. He leído varios artículos al respecto y ninguno parece aclarar la cuestión. Se me ocurre pensar, en otro sentido, que dicha prescripción pueda empezar a contar desde que la autoridad judicial acuerde el archivo de las actuaciones, sin embargo, si el denunciante no recibe notificación alguna de que ese archivo se ha producido, ¿cómo puede saber desde cuándo empieza a contar esta prescripción? (Contando acertada esta teoría de que fuese desde el archivo de las actuaciones y no desde la propia interposición de la denuncia.)

    Responder
  2. Cesar
    Cesar 23 octubre, 2016, 21:19

    Lo correcto es no cometer el delito, en lugar de consultar por la prescripción…

    Responder
    • Antonio
      Antonio 21 junio, 2018, 22:38

      La verdad que si, si una persona esta pensando en la legalidad de la prescripción de un delito, poco a favor puede decir de él, salvo que sea un abogado que le busca los 20000 pies al gato, o uno que es un delincuente y ya lo ha hecho antes, no entiendo esa forma de ver las cosas.-

      Responder
      • Neil
        Neil 13 noviembre, 2018, 09:50

        Lo correcto es contestar y no juzgar.
        Que parecemos abogados y fiscales!
        No lo sé y no te puedo contestar!

        Responder
  3. María del Carmen
    María del Carmen 2 abril, 2019, 08:29

    Me parece correcto que se penalice a los que denuncian falsamente, no cesan de salir nuevos casos. A mi hijo y un amigo suyo, un caco les dio una paliza bastante fuerte y robó el terminal de mi hijo (de unos 150€), nuevo, recién comprado. Ese caco, tenía una identidad bastante reconocible, dos pistolas humeantes tatuadas en el cuello, por lo tanto, podría ser localizado con facilidad y detenido por amenazar y golpear dejando semi inconsciente a mi hijo, un menor antes y ahora, en plena calle, con grabaciones de las cámaras de la portería donde estaban sentados conversando, mi hijo y su amigo, las cámaras del metro de Llucmajor, en Barcelona, y las cámaras para más inri, de la cafetería 365 de la calle de enfrente. Nada más y nada menos, que un Gran Hermano urbano. Pues después de acudir al centro médico con el parte de lesiones, le dio un codazo en la carótida, mi hijo es de complexión atlética y mide 1.82cm, pero estaba sentado en un alféizar de una portería, a pocos cm del suelo, de ahí el golpe fatal de ese inmundo ser vivo que lo violentó, sabiendo que era menor, porque en su cara se refleja su juventud, su cara de niño de 14 años, no se la quitaba nadie. Ahora tiene quince, va para los dieciséis. En definitiva, la denuncia no fue por ese móvil. Fue por la paliza gratuita que recibió por resistirse a darlo a ese mierda de ser vivo. Casualidad, pasó una furgoneta de los Geos por esa calle, una tarde de hace un año y medio. el amigo de mi hijo, los alertó a gritos y llorando, también recibió lo suyo, pero no quedó aletargado como mi hijo, al ser mucho más bajito, su golpe no fue en la carótida sino en la parte baja del cuello, logró avisar a los Geos y ellos fueron corriendo al susodicho ladrón, que se perdió entre las calles Lorena corriendo como alma lleva el viento. No supieron más de él. A veces, estas cosas hacen que aprendas a sangre, con dolor. No era la primera vez que le robaban, pero sí la primera en la que le agredían para robarle. La primera vez fue delante del colegio San Ferran, con once años de edad, al salir de la escuela, un móvil nuevecito, un Samsung, me costó toda la nómina de un mes, su regalo, de un despiste, sin forzarle, se lo robaron y no fue para reclamarlo (menos mal, no sabemos qué hubiese podido pasar, esa zona está plagada de bandas)….tardó unos meses en comunicarlos que se lo habían robado. El valor era de unos 600 y pico euros, nos dolió en el alma, pero mi hijo estaba sin un rasguño. Duele perder un objeto que tanto sacrificio te ha costado comprar, vale, pero si la vida de un ser querido está en juego, agradeces que esté sano y salvo. Mil veces lo agradeces. Considero que a veces, estas cosas te hacen madurar. Los mossos, ya conocían a mi hijo, nos avisaron, con razón, que los menores suelen ser, tras los abueletes, los más vulnerables a la hora de ser violentados y robados por dinero o móviles y que era mejor que no anduviesen con ellos en la mano por la calle, los cacos son despiadados, van a por la mercancía cueste lo que cueste. En definitiva, encuentro lógico que endurezcan las leyes para que gentuza, por no llamarles de otro modo, dejen de hacer denuncias falsas para cobrar el dinero del seguro. Y que paguen, que paguen, para que se les olvide volver a cometer semejante tropelía, que no está la justicia ni el tiempo de las autoridades o jurisprudencia para atender casos falsos de gente gilipollas.

    Responder

Escribir un comentario