Su aprobación está prevista para el primer semestre de 2022

Cinco claves sobre la nueva Ley General de Telecomunicaciones

Más derechos y garantías para los usuarios, eliminación de las cabinas telefónicas, conectividad de alta velocidad para el 100% de la población…

Las permanencias de 36 meses o los contratos abusivos están cerca de desaparecer del sector telco. O, al menos, tener nuevos límites. El Consejo de Ministros acaba de aprobar el proyecto de la nueva Ley General de Telecomunicaciones en donde se integran nuevas garantías y derechos para los usuarios e incluyen nuevas mejoras en comunicaciones de emergencia, entre otras novedades.

Algunas de los cambios incluidos en el nuevo marco planteado ya se conocían desde hace algunos meses atrás, aunque ha sido ahora cuando el texto final ha sido presentado. Eso sí, habrá que esperar a su aprobación, ya que está previsto que su tramitación en el Congreso y Senado se produzca durante el primer semestre de 2022.

Más protección y garantías para los usuarios

El nuevo marco normativo avanza para ofrecer a los clientes una mayor garantía a la hora de contratar sus servicios de telecomunicaciones. Así, por ejemplo, antes de que el usuario firme el contrato, recibirá un resumen previo con el detalle de las condiciones del mismo.

La duración máxima de un contrato de telefonía será de 24 meses

Además, se establece que la duración máxima de los contratos sea de 24 meses. De tal modo, después de este periodo, los usuarios pueden prorrogar su contrato o cambiar de operador sin penalización. En la actualidad, a pesar de que compañías como O2 eximen a los usuarios de permanencias u otras enseñas incluyen un tiempo reducido, existen casos en donde el usuario está obligado a permanecer hasta 36 meses en su operador.

Por primera se regulan los contratos de paquetes de servicios, aquellos que incluyen fibra óptica, teléfono móvil, fijo y televisión, «ya que representan la inmensa mayoría de las suscripciones de los hogares en España». En este sentido, el usuario podrá ver en su contrato se trata de manera uniforme sin que se apliquen distintas normativas.

En términos de portabilidad, la nueva norma establece la posibilidad de conservar el saldo prepago o mantener el número un mes después de la resolución del contrato.

Además, ante cualquier incidencia o consulta, los usuarios podrán solicitar hablar con un supervisor si considera que no ha recibido la atención pertinente o el envío de una copia de la grabación de la llamada. También se contempla que los clientes tengan a su disposición un número gratuito las 24 horas del día.

Alertas públicas ante desastres

La nueva Ley de Telecomunicaciones también incluyen avances ya conocidos previamente. Se mantiene el acceso gratuito al 112 y se han realizado modificaciones técnicas para disponer de una ubicación más precisa de aquellas personas que se pongan en contacto con este número.

En este nuevo marco también se integra el nuevo sistema de alertas públicas. «Los operadores deberán transmitir las alertas públicas en casos de grandes catástrofes o emergencias inminentes o en curso», señala el texto.

Adiós a las cabinas telefónicas

Tras varios informes de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, así como una sentencia del Tribunal Supremo en julio de 2020, las cabinas telefónicas estaban condenadas a su desaparición.

En el nuevo texto también se hace referencia a este servicio universal. En concreto, la nueva norma acepta eliminar «elementos obsoletos como las cabinas telefónicas o las guías» y se refuerza la liberad de elección del usuario, que puede contratar el abono social al operador que desee.

Eso sí, el servicio universal se actualiza con el fin de favorecer un acceso accesible a las comunicaciones electrónicas. En este sentido la nueva Ley obliga a garantizar el acceso a determinados servicios básicos como el correo electrónico, herramientas básicas de formación y educación en línea, noticas, redes sociales o banca por Internet, entre otros.

Una España conectada a alta velocidad

Según establece el proyecto, la nueva Ley también integra una serie de medidas que incentiven la inversión en el sector telco.

A través de mejoras para facilitar el despliegue de redes de alta capacidad, desde el Ejecutivo esperan que este nuevo marco permita alcanzar el objetivo de «conectividad adecuada de alta velocidad al 100% de la población en 2025».

WhatsApp se libra del pago de la tasa de operadores

El nuevo marco también regula «los servicios de comunicaciones de comunicaciones interpersonales independientes de la numeración». Eso sí, servicios como WhatsApp, Telegram o Google no tendrán por qué pagar la tasa de operadores en España al no estar obligados a adherirse en el Registro de Operadores tal y como confirman desde Invertia.

En el borrador de este proyecto estaba incluido que este tipo de plataformas se integrase en este listado, lo que obligaba a pagar una tasa de 1 euro por cada 1.000 de ingresos. No obstante, el Gobierno ha decidido no incluir esta obligación.

Datos ilimitados y smartphones: Euskaltel deja huella en el Black Friday

alarma conectada con la Policía Home Go de Yoigo

Saltan las alarmas en Yoigo de la mano de El Corte Inglés

Sobre el autor

Álvaro Ballesteros

Dedico mis palabras en escribir artículos sobre tecnología y telecomunicaciones. Fiel seguidor de la combinación entre el café y el modo avión.

Escribir un comentario

Tu correo electronico no será publicado.
Los campos requeridos están marcados*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.