Aunque todavía no han dicho su última palabra

La década negra del SMS: Qué queda de los mensajes tras el golpe de WhatsApp

Se cumplen 25 años desde que se envió el primer mensaje de texto. En los últimos diez años su uso ha caído de forma drástica.

A priori, parece que el amor se ha ido agotando en los 25 años desde que se envió el primer SMS.

Matti Makkonen, el padre de los SMS. Este ingeniero e informático, que trabajó para gigantes como Nokia, fue el encargado de inventar este sistema de mensajería en la década de los 80. Falleció, con solo 63 años, en 2015.

Año 2007: el SMS vive su época dorada. Hace una década que los mensajes de texto alcanzaron su punto más álgido. Por aquel entonces era un servicio esencial para las comunicaciones móviles entre personas.

Ahora, diez años después, esta fórmula está condenada a un ostracismo del que parece imposible salir. Las aplicaciones de mensajería instantánea le han comido buena parte del terreno.

Aunque eso no evita que los SMS celebren su aniversario. Pueden brindar porque, a pesar de su innegable desplome, se cumplen 25 años desde que se envió el primer mensaje.

«Merry Christmas«. Ese fue el primer texto que se remitió y que abrió la puerta a una forma de comunicación que llegó a superar los 9.000 millones de SMS enviados, según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

La historia ha cambiado mucho. Hoy en día el envío de mensaje se ha reducido a la sexta parte, pero continúan teniendo mucho más sentido y utilidad del que muchos presuponen.

Infografía: Los españoles enviaron en 2016 una media de 170 SMS menos que hace 12 años | Statista

25 años del primer SMS: Todavía no han dicho su última palabra

WhatsApp gana terreno. Hasta hace no mucho era posible opinar o concursar en muchos programas de televisión y radio enviando un SMS. Sin embargo, WhatsApp y las redes sociales (sobre todo, Twitter) también han sustituido esta forma de interactuar con los medios de comunicación.

En el año 2016, tal y como afirman desde Competencia, se enviaron 1.456 millones de SMS. Eso supone que cada persona mandó de media 31 mensajes, una cifra muy alejada de los 200 que, como promedio, se enviaban hace doce años.

No obstante, aunque muchos les den por muertos, los SMS sigue estando muy presentes y juegan un papel relevante en algunos ámbitos.

Atrás quedó su función de comunicación interpersonal. Cada vez es menos frecuente que, por ejemplo, un par de amigos siga en contacto a base de mensajes de hasta 160 caracteres. Pero los SMS cumplen una importante función a nivel comercial, seguridad, información

El SMS no ha dicho la última palabra… todavía.

Los mensajes de texto se han quedado como una herramienta de utilidad para empresas e instituciones. Por ejemplo, muchos bancos siguen usando este sistema para informar de los pagos o para confirmar una transferencia.

Muchas empresas también recurren a ellos para notificar, por ejemplo, que un pedido ha sido enviado y cuándo está previsto que llegue a su destino.

Y no solo eso, algunas ONG también los emplean para solicitar microdonaciones con los conocidos mensajes premium del tipo «envía un SMS al…»

Una funcionalidad que ya aventuraba la empresa especializada en marketing móvil, Xopik, hace un par de años gracias a la interactividad e inmediatez que caracteriza este tipo de mensajes.

Por último, paradójicamente, las apps de mensajería instantánea, como WhatsApp o Telegram, entre otras, necesitan enviar un SMS al usuario para verificar su identidad y así activarle el servicio.

La condena de los SMS

La historia de los SMS es curiosa. De hecho, durante buena parte de sus 25 años de vida han tenido que convivir junto a numerosos fraudes que hacían uso de este tipo de mensajería para tratar de sacar tajada. Un vicio que ha heredado WhatsApp y otras muchas aplicaciones de este segmento.

Por otra parte, el declive los mensajes de texto tiene un compañero de viaje: las llamadas de voz. La idea de que esta forma tradicional de comunicarse podría correr la misma suerte sobrevuela la mente de muchos. La expansión de la tecnología de servicios de VoIP y la integración de este tipo de servicios en apps como WhatsApp, alimentan este pensamiento.

llamadas ilimitadas

Las llamadas de voz todavía resisten gracias a que se han generalizado las tarifas ilimitadas y a que el precio por minuto se ha abaratado significativamente en el resto de planes.

No obstante, parece que, por el momento, las llamadas de voz tradicionales siguen aguantando las embestidas de los avances de la tecnología. En buena medida porque los precios también se han desplomado en los últimos años: los bonos de llamadas ilimitadas han proliferado (a precios muy asequibles en muchos casos) y el precio por minuto, para los planes de pago por consumo real, también se ha reducido hasta quedarse en 0 (aplicando, eso sí, un establecimiento de llamada cada vez más alto).

Temas relacionados seleccionados por la redacción:

Si tienes un iPhone, no abras este SMS

Desarticulada la mayor trama de SMS Premium de España

Los demoledores SMS entre Rajoy, Bárcenas y su esposa

Pesca selectiva: Jazztel quiere a los clientes de Vodafone

Oppo F1 Plus FCB Edition

Efecto Xiaomi: Oppo también llega a España

Categorías Noticias
Etiquetas: SMS

Sobre el autor

Comentarios

  1. Robin
    Robin 8 diciembre, 2017, 10:35

    Conozco gente que prefiere seguir usando SMS por razones diversas.

    Responder

Escribir un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.