El último baile también afecta a R, Telecable y Virgin Telco

Los clientes de Euskaltel se enfrentan a su cuarta migración de red móvil

Los más veteranos comenzaron con Amena en 1999. Cambiaron a Vodafone en 2006, antes incluso de que hubiera OMV en España. Tras una larga y tortuosa batalla legal regresaron a Orange en 2014. La OPA del grupo Masmóvil implicará una nueva mudanza. Y esta vez irán a parar a Yoigo.

cambio de cobertura móvil de Euskaltel por Yoigo

El cambio de cobertura móvil de Euskaltel a Yoigo será la cuarta mudanza que realizan los clientes del operador vasco.

a historia del operador vasco Euskaltel resulta tan intensa como cambiante. Y no ha impactado únicamente a su estructura como empresa y a sus accionistas, sino también a sus clientes.

En unos meses los que lo son desde el principio se enfrentarán a la cuarta portabilidad en sus líneas móviles. Y probablemente también a su acceso a Internet en casa. La razón es la OPA que ha realizado el grupo Masmóvil sobre la totalidad de esta compañía, que también engloba a otros operadores como R, Telecable y Virgin Telco.

El folleto de la oferta pública de adquisición, de 111 páginas, recoge que «sobre las redes de Euskaltel solapadas con las del grupo Masmóvil, la sociedad oferente no tiene intención de llevar a cabo ninguna actuación. Las mismas se mantendrán operativas hasta que los clientes hayan sido migrados a la red del grupo Masmóvil«.

De paso, el cuarto operador informa en el mismo documento que «tiene previsto proceder a una renegociación de los contratos mayoristas suscritos por el grupo Euskaltel con otros operadores (…) con el fin de permitir que los clientes de Euskaltel puedan usar las redes propias de Masmóvil y de atender a la nueva escala de Euskaltel dentro del grupo Masmóvil».

Cuándo y por qué tuvieron que hacer una mudanza de red móvil los clientes de Euskaltel

Las líneas móviles de Euskaltel están acostumbradas a las migraciones de cobertura. De hecho, cuando concluya la de Yoigo -los plazos están aún por determinar-, habrán pasado por prácticamente todas las opciones posibles. A excepción de la de Movistar. Estos han sido las tres mudanzas anteriores:

La primera casa fue la de Amena

Lo que actualmente es Euskaltel se fundó en 1995. Pero unos años antes, en 1992, el Gobierno Vasco creó Euskalnet, que fue una red de banda ancha fija para gestionar las telecomunicaciones de algunos edificios públicos de esta comunidad autónoma.

Pero no fue hasta enero de 1999 cuando Euskaltel comenzó a comercializar servicios de telefonía móvil. Lo hizo gracias a Amena (ahora Orange), que llegó al mercado como tercera opción GSM junto a Movistar y Airtel (ahora Vodafone). Pero en el País Vasco la marca verde fue de color naranja durante unos cuantos años.

tarjeta de recarga de Euskaltel-Amena

Tarjeta de recarga de Euskaltel-Amena de 2.000 pesetas (12,02 euros).

En 2007 Euskaltel rompió con Amena y la reemplazaron por Vodafone

Corría el año 2006 cuando las desavenencias entre vascos y franceses (Amena ya estaba controlada por France Telecom) eran palpables. Quien era su presidente, Alberto García Erauzkin, anunció en una rueda de prensa que en 2007 cambiarían de proveedor mayorista de red móvil. Eso implicaba que dejaban a un lado a Amena y lo cambiaban por Vodafone.

El directivo señaló que la actual Orange «se ha ido desvinculando progresivamente del marco de relación con Euskaltel«. De modo que al año siguiente comenzaron la migración de las líneas móviles a Vodafone. Se trata de un caso excepcional porque en ese momento todavía no existían los operadores móviles virtuales (OMV) en España.

Los vascos controlaban el 27% del mercado en esta región y tenían casi medio millón de líneas. Además, el nuevo acuerdo supuso una reducción de costes para Euskaltel con respecto a lo que pagaban a Amena.

El cambio de se vivió con polémica por ambas partes. Amena hizo agresivas contraofertas para tratar de frenar las portabilidades. De hecho, en torno a 300.000 números se quedaron en Amena.

Hubo denuncias cruzadas entre ambas compañías ante la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (ahora integrada en la CNMC). Y, al final, el proceso se acabó judicializando.

Y hasta el spot que grabó Euskaltel para anunciar su cambio red fue considerado por Autocontrol como «denigrante» para Amena.

La campaña Agur, Ana Luisa despedía, en clave de humor, a la mujer que puso voz a la locución de que el móvil al que se llamaba «estaba fuera de cobertura». Fue una forma poco sutil de decir que la cobertura de Orange era peor que la nueva que iban a emplear (Vodafone).

Euskaltel, de vuelta a Orange en 2014 por una sentencia judicial

Pero como dice el refrán: Quién ríe el último, ríe mejor. El proceso fue muy largo y ambas partes recurrieron todo lo posible hasta que, finalmente, se saldó con una cuantiosísima sanción económica (de 221,9 millones de euros junto al pago de las costas) para Euskaltel.

La multa se la impuso la Sala de lo Civil y lo Penal del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) por la ruptura del acuerdo entre Euskaltel y Amena.

Y no fue el único varapalo judicial que sufrió este operador. Porque la Corte Internacional de Arbitraje también falló a favor de Orange por el mismo.

La sanción suponía casi el triple del cash flow positivo que Euskaltel obtuvo en 2011 (hasta ese momento el año de mayor beneficio de su historia).

Lógicamente cayó como un jarro de agua fría. García Erauzkin comentó entonces: «Este proceso existe contra Euskaltel porque France Télécom –de la que el gobierno francés es el principal accionista– pretendió valerse de un proceso arbitral en sede francesa, que no tuvo en cuenta ni las argumentaciones de Euskaltel, ni las del árbitro español en su voto particular, ni la corrección del procedimiento, ni las normas del derecho español, ni la decisión libre y voluntaria de los miles de clientes que optaron por continuar con Euskaltel. France Télécom ha perseguido ganar en los despachos lo que no pudo ganar en el mercado, con el único objetivo de desestabilizar a un competidor».

Alberto García Erauzkin

Alberto García Erauzkin, que era presidente de Euskaltel en 2014, criticó las decisiones judiciales que le dieron la razón a Orange.

El vasco también señaló que «a pesar del grave perjuicio a Euskaltel, a sus accionistas, a sus trabajadores, a sus proveedores y a las haciendas públicas vascas, cuenta con el apoyo de sus socios para hacer frente a una sanción que es fruto de una injusticia histórica y comunica que va a continuar normalmente con su actividad y con sus planes estratégicos de inversión, crecimiento y creación de riqueza para el país».

Sin embargo, a pesar de esta pataleta, a Euskaltel no le quedó más remedio que pasar por el aro y regresar a Orange siete años después de haberse ido. En esta ocasión no fue necesario reemplazar las tarjetas SIM.

La filial española de la multinacional de origen galo celebró la victoria no solo recuperando a los clientes de Euskaltel, sino que también logró los de R y Telecable más adelante. Y unos años después, en 2020, los de Virgin Telco, que también pertenece al conglomerado vasco, también emplean la red de Orange.

Aunque solo de momento. Porque el nuevo dueño, el grupo Masmóvil, pronto volverá a cambiar la cobertura de todos ellos.

Finetwork le mete un gol al grupo Masmóvil a través del Real Betis

O2 renueva su tarifa de fibra y móvil barata por 38€/mes

Sobre el autor

Redacción Movilonia.com

Portal de contenidos y servicios de telefonía móvil desde 2004. Movilonia.com fue el primer site especializado en ofrecer tarifas móvil de marca blanca y ofrece a diario la mejor información y actualidad sobre el sector telco.

Escribir un comentario

Tu correo electronico no será publicado.
Los campos requeridos están marcados*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.