Fotogalería ¿QTA? Pepephone

Pulsa sobre la imagen para ver cómo son las oficinas de Pepephone en Pozuelo de Alarcón (Madrid) y Llucmajor (Palma de Mallorca).

En abril de 2007 el grupo Globalia, que se dedica, principalmente, al sector turístico, decidió diversificar su negocio montando su propia operadora móvil virtual: Pepemobile, aunque comercialmente se conoce como Pepephone.

La marca llegó al mercado pocos meses después, en enero de 2008.

Su equipo, formado por gente joven (la media de edad se sitúa en 35 años), está en Pozuelo de Alarcón (Madrid). Algunos departamentos (Sistemas, Administración y Call Center) trabajan desde Llucmajor (Palma de Mallorca).

¿Por qué eligieron esta localidad madrileña? En realidad “fue la zona la que nos eligió a nosotros porque es donde están las oficinas de Globalia”, bromea Pedro Serrahima, director de Pepephone.

Es una zona agradable, tranquila y con facilidad para aparcar. Para los que no utilizan el coche la empresa dispone de un servicio gratuito de autobuses que hace de lanzadera hasta la estación de Cercanías de Pozuelo, que está a 1 kilómetro de distancia.

El edificio de Madrid mide 7 000 metros cuadrados, pero Pepephone solo ocupa unos 175. La sede de Globalia en Palma de Mallorca es casi el doble de grande: 12 000 metros cuadrados.

La plantilla de Pepephone está formada por 12 trabajadores “para temas específicos de telefonía móvil”, comenta Serrahima, que añade: “Contamos también con el apoyo de nuestro grupo, al que subcontratamos las tareas comunes como administración, sistemas o call center”.

Normalmente trabajan entre las 9:00 y las 19:00, de lunes a viernes, “pero con mucha flexibilidad de horario. Somos pocas personas, nos conocemos bien y sabemos que el resultado del trabajo no se mide en horas sino en logros”, afirma el director.

Para conciliar la vida laboral y familiar algún empleado dispone de jornada reducida. Además, “los problemas personales son siempre prioridad sobre los profesionales”.

El hecho de ser una empresa cuya imagen de marca es un ‘Tony Manero’ vestido con lunares rojos les ‘obliga’ a llevar traje. Al menos los empleados que se reúnen con otras compañías.

Lo hacen porque “muchas personas tienden a confundirse pensando que todo es informal en Pepephone, cuando no es así. Para que todo funcione bien y poder mantener ese tono es necesario que por dentro el trabajo se haga bien y de forma extremadamente profesional y seria”, explica Serrahima, que es uno de los que lleva corbata.

Y con respecto a los beneficios sociales, los trabajadores de Pepephone disfrutan de todas las ventajas de los más de 20 000 empleados del grupo Globalia, como precios especiales para volar, alojarse en hoteles, alquilar vehículos… También tienen condiciones especiales en los productos y servicios de los proveedores de este holding.

Comentarios

    Escribir un comentario