Los tradicionales mensajes de texto siguen siendo una importante herramienta comercial

La resurrección de los SMS

Se espera que en 2020 alcancen los 65.800 millones de euros en ingresos.

20.000 puntos gratis con Bnext
Gracias a su finalidad comercial, los SMS siguen estando muy vivos en el mundo de la telefonía

Gracias a su finalidad comercial, los SMS siguen estando muy vivos en el mundo de la telefonía

21/04/2015.- Hablar de ellos parece retroceder al paleolítico de la telefonía o a móviles básicos. Sin embargo, los SMS (Short Message Service) creados hace ya 30 años se encuentran lejos de desaparecer y siguen estando muy presentes en el sector, aunque de una forma muy diferente a la percepción que siempre hemos tenido de ellos. Los datos siguen siendo desalentadores: según uno de los últimos informes publicados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) desde 2011, el consumo por línea de los SMS ha descendido en un 61,5%.

Parece evidente que los mensajes tradicionales han dejado de ser una forma de comunicación como lo fueron hace años, pero ahora han conseguido reinventarse como herramienta de marketing móvil empresarial.

Sus características principales son dos: interactividad e inmediatez. Interactividad porque a través de la inserción en el SMS de un enlace el usuario puede acceder a las denominadas landing pages o páginas de aterrizaje para tener una mayor información y con la que la empresa puede incrementar la afluencia de usuarios. Según Lluis Martin, Businnes Manager de la empresa especializada en marketing móvil Xopik, el mensaje de texto «ofrece numerosas posibilidades que crean un engagement con el usuario hasta el momento desconocido”.

Los usuarios leen el 90% de los SMS que reciben

Otro de los puntos fuertes es su facilidad a la hora de medir la eficacia de las campañas enviadas o su tasa de apertura, que alcanza el 90% mientras que el del correo electrónico lo hace en un 10%. Sin ir más lejos, desde Xopik se cree que en el mercado global el uso de los SMS aumentará de los 53.000 millones de dólares (al cambio, 49.595 millones de euros) registrados a los 70.320 millones de dólares (unos 65.800 millones de euros) en 2020.

Otros ejemplos, por los que parece que el SMS aún está lejos de desaparecer los encontramos con el uso que hacen de ellos otras empresas u ONG para sortear o pedir colaboraciones con los típicos «envía un SMS al ***». Por otro lado, sigue siendo una vía de comunicación en zonas donde no hay acceso a Internet o funciona de forma defectuosa.

En definitiva, aunque las aplicaciones de mensajería instantánea hayan relegado a los SMS a un segundísimo plano para la mayor parte de los usuarios, desde el punto de vista empresarial aún tienen mucho que decir.

Fuentes: Blog CNMC | El Economista

Temas relacionados seleccionados por la redacción:

Algo más que enviar mensajes

Desarticulada la mayor trama de SMS Premium de España

¡Cuidado! Nuevo fraude vía SMS

Vodafone One y el don de la oportunidad

Movilonia.com se ‘moviliza’

Categorías Noticias
Etiquetas: SMS

Sobre el autor

Comentarios

    Escribir un comentario