En breve la empresa comienza a cotizar en el Mercado Continuo

Masmóvil o cómo pasar de ser del ejército de Pancho Villa al cuarto operador

Pablo Freire, director de estrategia de esta compañía, explica cómo ha sido el meteórico ascenso de este OMV que era un mero revendedor a adquirir rivales de la talla de Pepephone y, sobre todo, Yoigo.

ofertas de telefonía

Durante los últimos daños, Masmóvil ha crecido de tal manera, que está dispuesta a dar más guerra que el ejército de Pancho Villa, que es como les llamaban cuando pretendían comprar operadores más grandes que ellos (Pepephone y Yoigo).

“Han sido los 24 meses más apasionantes que me ha tocado vivir”. Así resumía en el tercer Ingenium Mobile, que se celebró recientemente en Madrid, Pablo Freire, director de estrategia de Masmóvil, sus dos últimos años en esta compañía. Este tiempo coincide con el periodo en el que la marca ha pasado de ser un pequeño OMV con una cuota de mercado insignificante a convertirse en el cuarto operador.

Nadie puede negar el meteórico cambio que ha tenido Masmóvil en los últimos dos años. Nació el 19 de febrero de 2008 como un operador móvil virtual bajo el lema de “Pagar menos es más”. Durante sus primeros años nadie (excepto Meinrad Spenger, su cofundador y consejero delegado) imaginaba el gigante en el que se convertiría la compañía.

Pero, ¿cómo ha conseguido Masmóvil pasar de ser la compañía que algunos definían como “una burbujilla” o “el ejército de Pancho Villa” a codearse con los grandes del mercado? Todo era cuestión de ponerse manos a la obra

Masmóvil: Cómo construir el cuarto operador del mercado

Evolución de Masmóvil: actuando en el momento adecuado.

Hace, aproximadamente, dos años fuimos testigos de un proceso de concentración que llevó a Vodafone a adquirir Ono y, algo más tarde, a que Orange se hiciera con Jazztel. Este último movimiento tuvo varios efectos secundarios, como la obligación que impuso la Comisión Europea para dar luz verde a la operación a que Jazztel se desprendiera de parte de sus redes fijas de ADSL y fibra óptica (lo que también se conoce como remedies).

“Vivíamos la tormenta perfecta”

En un principio, Yoigo se posicionó como el principal candidato a adquirir estas redes hasta que Masmóvil apareció en escena. El operador de Viva la diferencia abandonó la pugna por estos activos y, finalmente, fue el OMV amarillo el único dispuesto a pagar por ellos.

En agosto de 2015 Masmóvil hizo oficial la compra de estos activos con el que podía ofrecer fibra óptica a 720.000 hogares y contaba con una cobertura del 78% para ADSL. Esta fue la piedra angular para construir lo que después sería el cuarto operador del mercado.

Pablo Freire, director de estrategia de Masmóvil

“No soy Meini (Spenger). Él es austriaco, rubio y guapo y yo… Bueno, yo soy gallego”, aclaró Pablo Freire, director de estrategia de Masmóvil, al comenzar su ponencia en el Ingenium Mobile 2017.

De esta forma, tal y como describió Pablo Freire durante su intervención, Masmóvil llegaba en el momento más oportuno. “Vivíamos una tormenta perfecta”, dijo. La compra de los activos se produjo en una época en la que el mercado español era uno de los más atractivos para invertir (lo que facilitó la misión de solicitar financiación a los bancos), y donde los grandes operadores se encontraban inmersos en subidas de precio. Algo que posibilitó al operador amarillo desligarse del resto con una oferta convergente más asequible. “Hay vida por debajo de los 40 euros”, subrayó el director de estrategia.

Evolución de Masmóvil: Masmóvil tenía un plan

Masmóvil se encontraba en el momento oportuno. No obstante, ese factor suerte requería de un proyecto, que tenía dos claros objetivos: Pepephone y Yoigo. Aunque la compañía capitaneada por Meinrad Spenger ya había sacado su talonario en unas cuentas ocasiones, el primer mazazo sobre la mesa llegó con la adquisición de su rival de lunares, por el que pagó 158 millones de euros.

“Desde el día uno dijimos que el proceso de integración de Pepephone consistía en que no se integrase”

La operación tenía un gran atractivo debido a las sinergias que se originarían. Aun así, el golpe maestro de la compañía estaba por llegar. En junio de 2016 Masmóvil anunció la compra de Yoigo y se convirtió en el cuarto operador del mercado.

No fue fácil. El fondo de capital riesgo Zegona Communications tuvo preferencia y exclusividad durante varias semanas. En cuanto acabó este periodo el grupo amarillo se lanzó a por Yoigo y mejoró sustancialmente la oferta económica (pagó 612 millones de euros en lugar de los pocos más de 450 que estaba dispuesta a pagar la compañía británica).

¿Ya estaba todo hecho? No, había que establecer una estrategia.

Con todas las compras que Masmóvil llevó a cabo tenía que pensar si las unificaba todas con un mismo color o si era mejor jugar con varias tonalidades.

De este modo, el operador desechó la posibilidad de aunar todo en una sola marca potente para seguir compitiendo con una estrategia multimarca. “Tenemos a Yoigo con la abundancia de datos como valor diferencial. Está Masmóvil, la marca luchadora y rompedora con unos buenos resultados comerciales prácticamente sin invertir nada y Pepephone, que tiene un carácter de operador ético, justo y transparente, con unos precios que hemos mantenido tal cual. De hecho, desde el día uno dijimos que el proceso de integración de Pepephone era que Pepephone no se integrase”, explicó Freire.

Por otro lado había que encontrar un plan para ofrecer Internet fijo ultrarrápido. “No podemos permitirnos empapelar España con fibra”, reconocía el ejecutivo del operador amarillo, ya que no disponen del suficiente pulmón financiero. Así que desde Masmóvil tienen claro que es necesario encontrar el equilibrio entre lo que cuesta desplegar su propia red (lo hacen, principalmente, en aquellas zonas donde no han llegado los grandes OMR) y alquilando la de uno de sus competidores (Orange) en otros casos.

Evolución de Masmóvil: Reunir un equipo de confianza

“Tenemos canas”, dijo Pablo Freire en su presentación refiriéndose a la plantilla. La experiencia es un grado y Masmóvil se ha movido para formar un equipo capaz de hacer funcionar el conglomerado creado. De hecho, tal y como comentó el responsable del operador durante su ponencia, cerca del 75% del equipo ya había trabajado en otros operadores.

Un grupo que, como afirmó Freire, se mueve bajo la filosofía de vida de “no aceptar el ‘no’ por respuesta”.

Masmóvil quiere hacer crecer su bolsa

Masmóvil Bank y Masmóvil TV

Banca y TV premium, los próximos objetivos de Masmóvil. El cuarto operador no está dispuesto a dejar ningún cabo suelto. Por eso ya está trabajando en su propio banco móvil y también en una propuesta de contenidos de pago junto a Huawei y varios proveedores de streaming.

El salto de Masmóvil desde el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) al Continuo, algo que está previsto para la primera quincena de julio, es un movimiento que se lleva fraguando desde hace tiempo.

Sin embargo, las compras de Pepephone y Yoigo han retrasado este momento hasta ahora.

El operador abandona en breve el MAB con la pretensión de que esto aumente el “interés de analistas e inversores internacionales”, según anhela Meinrad Spenger.

Y lo hace en máximos históricos, con unas acciones que cotizan por encima de los 60 euros y una capitalización bursátil de más de 1.100 millones de euros.

¿Cómo seguirá evolucionando Masmóvil? ¿Llegará a plantar cara a los grandes OMR del mercado o se han construido demasiados castillos en el aire? El tiempo tiene la respuesta.

Temas relacionados seleccionados por la redacción:

Ericsson mejora y añade servicios a la fibra óptica de Masmóvil

Comparativa de las tarifas convergentes de Masmóvil, Yoigo y Pepephone

Vodafone despliega su red 4.5G, que llega hasta 700Mbps

WhatsApp da cinco minutos para arrepentirse

Categorías Masmóvil, Noticias, OMV

Sobre el autor

Comentarios

  1. Masmovil
    Masmovil 28 junio, 2017, 12:48

    Ahora ya son menos banda, ya parece que es una empresa muy decente. De hecho si no me equivoco el año pasado fue la que más altas generó, por delante de Vodafone y muy lejos de telefonica.

    Responder

Escribir un comentario

Tu correo electronico no será publicado.
Los campos requeridos están marcados*