Existen al menos seis condicionantes que hay que considerar antes de contratar esta opción

La letra pequeña de la nueva fibra óptica de Amena

La marca de Orange se lanza a por todas en el terreno de las convergentes low cost. Ponemos la lupa sobre algunos aspectos ocultos a tener en cuenta.

ofertas de telefonía

Antes de contratar la fibra de amena, conviene echar un ojo a la letra pequeña.

Orange compite en el terreno de las ofertas convergentes low cost con fibra óptica a través de Amena. Se trata de un paso previsible tras la incursión de Vodafone en este segmento a través de Lowi. La batalla en este campo se acrecienta, por lo que cualquier detalle puede decantar la balanza a favor de un operador u otro.

Esta nueva propuesta convergente con fibra óptica por parte de Amena complementa su oferta de Internet con Amena en casa y la opción que ya comercializaba con ADSL. Y aunque en líneas generales la de Amena es una alternativa bastante interesante, conviene tener en cuenta varios aspectos ocultos en su propuesta.

La oferta convergente de fibra de Amena, al detalle

fibra óptica de Amena

El lado oscuro de la fibra de Amena: 
1. Tiene permanencia en el fijo… y también en el móvil. Si se da de baja o se porta el primero antes de un año hay que pagar hasta 80 euros de penalización (138 euros si el cese se pide durante la primera semana). Y en caso de eliminar el segundo, el precio de la fibra se encarece un 136% y hace que la factura resulte hasta 8,6 euros más alta que con la línea móvil incluida.
2. Si el cliente quiere saber quién le llama al fijo, tiene que pagar 24 euros más al año (la identificación de llamada cuesta 2 euros al mes).
3. Únicamente es posible contratar la fibra de Amena asociándola a los planes móviles más caros (a partir de 19,95 euros al mes).
4. No hay velocidad simétrica. Aunque el servicio de fibra óptica lo presta Orange, no ofrece las mismas prestaciones. La velocidad de subida de Amena se limita a 5Mbps.
5. Tampoco hay máxima velocidad. Orange hasta 500Mbps. La de Amena se queda en 50.
6. No es posible contratar televisión premium. No cuenta con la opción que sí tienen Jazztel y Orange de añadir contenidos.

Para comenzar, a diferencia de otras opciones low cost del mercado, la oferta convergente de fibra de Amena solo está disponible para su contratación junto a dos de sus cuatro tarifas móviles. Se trata de su plan con 3GB y llamadas ilimitadas por 19,95 euros y su oferta con 8GB  y llamadas ilimitadas por 24,95 euros (con 4 y 25GB, respectivamente, hasta el 30 de septiembre gracias a su oferta veraniega).

De este modo, en el caso disponer de cualquiera de sus otros dos planes, de 6,95 y 14,95 euros al mes, el usuario se ve obligado a cambiar a otro contrato más caro si quiere asociarlo a la fibra óptica.

La oferta de Amena aterriza con la intención de plantar cara directamente a la propuesta de Lowi, aunque con algunas diferencias, además del precio.

La más significativa es que la propuesta de la marca de Orange incluye línea de teléfono fijo con llamadas ilimitadas a otros fijos nacionales, mientras que Lowi no incluye este servicio.

Eso sí, conviene saber, que en caso de querer disponer del servicio de identificación de llamada en el fijo, hay que asumir un recargo mensual de 2 euros.

Otro de los aspectos fundamentales a tener en cuenta es el del compromiso de permanencia. En caso de contratar la oferta convergente de Amena, el usuario acepta estar ligado a la compañía durante 12 meses.

Sin embargo, a pesar de que la compañía verde hizo hincapié en que la línea móvil no tiene ningún tipo de anclaje, obvió un dato muy relevante: si el usuario da de baja, porta o cambia de plan en Amena a una tarifa de menos de 19,95 euros al mes (dispone de opciones por 6,95 y 14,95 euros), la cuota mensual de la fibra óptica pasa de 21 a 49,55 euros. Es decir, ¡se encarece un 136%!

Y no solo eso, sino que se da la absurda circunstancia de la factura mensual es hasta 8,6 euros más cara sin línea móvil que con ella (el paquete cuesta 40,95 euros con el plan de 3GB y 45,95 con el de 8).

Por último, en caso de romper el compromiso de permanencia de la fibra óptica, la compañía tampoco indicó cuál es la penalización.

Amena aplica el mismo recargo que en la fibra de Orange. Es decir, si el usuario se da baja durante el proceso de provisión o durante los siguientes siete días, la multa es de 138 euros.

Una vez activada la línea, cobra un máximo de 80 euros (proporcionales al tiempo que resta para cumplir la permanencia anual).

 Lowi y Amena: frente a frente

A falta de la más que plausible llegada de Movistar con Tuenti a las ofertas convergentes low cost (sobre todo después de su experimento hace unas semanas), Vodafone y Orange ya tienen en el mercado sus diferentes propuestas. Queda esperar para conocer cómo responden los usuarios a las propuestas de los OMV de estos operadores, que se suman a las tres opciones del grupo Masmóvil (Yoigo, Masmóvil y Pepephone).

De cualquier modo, siempre conviene tener toda la información sobre la mesa a la hora de elegir una opción u otra. En el caso de Lowi, su oferta también tiene varios detalles a tener en cuenta como, por ejemplo, la penalización que incluye en caso de no devolver el router (100 euros) o darse de baja antes de los tres primeros meses.

Cada vez son más las ofertas convergentes de fibra óptica low cost.

La lucha por las ofertas convergentes low cost coge cada vez más color. ¿Quién conseguirá posicionarse como la mejor opción para aquellos que terminen siendo cautivados por la convergencia más simple?

Temas relacionados seleccionados por la redacción: 

Yoigo añade líneas móviles adicionales al 50% a sus tarifas convergentes

Amena recurre a Tania Llasera para dar razones de peso

Digi mobil pide el indulto a Competencia

No me llames Siri, llámame Iratxe

Sobre el autor

Comentarios

    Escribir un comentario

    Tu correo electronico no será publicado.
    Los campos requeridos están marcados*