En España, las familias pagan, de media, casi 190 euros mensuales por este tipo de planes

Cuánto ahorran las familias españolas que tienen una tarifa convergente

En torno a 5 millones de familias españolas podrían ahorrar más de 900 euros al año si contratasen un paquete de este tipo.

ofertas de telefonía

Los clanes que se suben al carro de combinar sus servicios de telecomunicaciones dejan de pagar al año casi dos billetes morados.

El teléfono fijo, ¿un servicio condenado a la extinción? Desde el nacimiento de las tarifas convergentes, la telefonía fija se ha mantenido como uno de los pilares fundamentales. Prácticamente todos los paquetes incluyen este servicio, a pesar de solo el 55% de los españoles lo demanda, según un informe de Rastreator.

Los paquetes convergentes, aquellos que reúnen teléfono fijo, móvil, Internet y, en algunos casos, TV premium-, son el producto estrella de los grandes operadores. No es nada nuevo ya que durante los últimos años las principales compañías están poniendo todo el esfuerzo en vender estos productos incorporando todo tipo de servicios de valor añadido (VAS, por sus siglas en inglés). El mejor ejemplo de esta tendencia es Vodafone, con incorporaciones como Vodafone Pass.

Todo esto ha llevado a que los principales nombres que ofrecen este tipo de planes hayan ido incrementado su precio. Movistar, Vodafone y Orange han modificado a lo largo del año todos sus paquetes convergentes con una subida de las cuotas mensuales.

A pesar de estos incrementos de precios, los usuarios que disponen de estos paquetes disfrutan de un importante ahorro con respecto a las tarifas que pagarían por esos mismos servicios si los tuvieran contratados por separado. Aunque, según un reciente estudio de Kelisto, el gasto en en telefonía podría reducirse aún más.

Un ahorro casi mileurista

Según este comparador online, cerca de cinco millones de familias podrían ahorrar un promedio de 921 euros al año si contratasen un paquete convergente. Y eso a pesar de que la cuota  de estos paquetes ha subido tanto últimamente, que los españoles pagan por este tipo de planes 589 euros más anualmente que la media de lo que pagan nuestros vecinos europeos.

Las familias destinan algo más del 11% del salario medio a pagar sus facturas de telefonía

¿Por qué? Según Kelisto, la cifra estimada de este ahorro se debe a que muchas familias tienen desagregados entre los diferentes miembros de la familia sus servicios de telefonía, aunque pertenezcan al mismo operador. De este modo, la factura sería un 52% más barata.

Desde luego es una idea a tener en cuenta viendo la cantidad que se destina a los servicios de Internet y telefonía. Se estima que, de media, cada hogar gasta 186,65 euros al mes por disponer de este tipo de planes, lo que supone el 11,4% del salario medio registrado en 2017 (1.636 euros).

Las tarifas convergentes low cost van en serio

El doble filo de la televisión. Las tarifas convergentes han ido evolucionando hasta convertirse en una oferta premium gracias a la inclusión de la TV. Sin embargo, este servicio también es la espada de Damocles para las compañías por el enorme desembolso que realizan por determinados contenidos y que esta inversión resulte claramente deficitaria.

Los resultados del informe de Kelisto sorprenden si se observa la tendencia de los grandes operadores por competir también en el terreno de las tarifas convergentes low cost. Orange lo hace a través de Amena; Vodafone, con Lowi; y Movistar, tras desechar la posibilidad de hacerlo con Tuenti, también dispone de algunas opciones baratas con su marca principal.

Una estrategia más que razonable por varias razones. La primera está en que las cuotas de los paquetes convergentes de los grandes operadores no parece que vaya a disminuir a corto o medio plazo. Ya sea por la inclusión de nuevos servicios o por la inversión en el despliegue y avance de sus redes, las principales compañías no están dispuestas a bajar los precios, sino más bien a todo lo contrario.

Y, por otro lado, se encuentra el envite del grupo Masmóvil en este segmento. El operador amarillo está campando a sus anchas en este nicho de mercado con su estrategia multimarca: compite no solo con Masmóvil, sino también con Yoigo y Pepephone.

Por el momento, tanto el conglomerado amarillo como algunos otros operadores móviles virtuales, se erigen como el contrapeso a las subidas de precios.

Temas relacionados seleccionados por la redacción:

Pepephone deja de cobrar por la instalación de la fibra óptica

Portabilidades móviles de octubre de 2017: Orange sufre una sangría

portabilidades de octubre de 2017

El Triunfo de la publicidad de Amena

Categorías Noticias, OMR

Sobre el autor

Comentarios

  1. Javier
    Javier 9 noviembre, 2017, 17:43

    En la teoria la convergencia es ahorro, pero en la practica no es "oro todo lo que reluce". Al final acabas pagando muchisimo más y no ahorras. ¿Cuales son los motivos?
    1. El dinamismo del mercado
    2. Subidas de precios unilaterales
    3. Permanencias abusivas.
    4. Contratacion de servicios obligatorios sin necesidad.
    5. Habitos nuevos por querer "sacar partido" a lo que te obligan a contratar.
    6. Mentiras de todo tipo por parte de las multinacionales para tenerte agarrado.
    7. Miedo, pereza y falta de tiempo para cambiar de compañia, vencida la permencia.

    Responder

Escribir un comentario

Tu correo electronico no será publicado.
Los campos requeridos están marcados*